Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vila-seca derribará un edificio de viviendas para prolongar una calle

El inmueble tiene tres plantas y está deshabitado. El consistorio cerrará un acuerdo con los dueños para comprarlo por 385.000 euros
Whatsapp
El edificio, ubicado en la calle de les Creus, visto desde la calle del Pou. Foto: Lluís Milián

El edificio, ubicado en la calle de les Creus, visto desde la calle del Pou. Foto: Lluís Milián

El Ayuntamiento de Vila-seca derribará el edificio ubicado en los números 25 y 27 de la calle de les Creus para conectar la calle del Pou con la de Beatriu de Queralt y abrir un nuevo enlace entre el centro histórico y la creciente zona del Castell, el barrio de la Formiga y La Canaleta. Se trata de un inmueble deshabitado de tres plantas, con dos pisos y un altillo. Hasta hace aproximadamente un mes tenía un inquilino.

El consistorio ya ha iniciado el proceso de expropiación de la finca y está a punto de alcanzar un acuerdo con los propietarios para adquirirla por cerca de 385.000 euros. Una vez cierre la operación, desarrollará el proyecto y licitará las obras. La partida destinada a la demolición y prolongación de la calle asciende a 150.000 euros más. De momento, no ha marcado un plazo para su ejecución.

«Esta actuación permitirá conectar el corazón del municipio con el resto de la trama urbana. Supondrá una mejora sustancial de las comunicaciones viarias», afirma Manuela Moya, concejal de Urbanismo, Medio Ambiente, Medio Natural y Servicios Públicos.

Representará un paso más en la remodelación del centro histórico. «Para seguir creciendo es necesario abrir nuevos caminos que doten al municipio de una mayor permeabilidad. Nuestro modelo de crecimiento es de ciudad compacta, que a todas las partes se llegue a pie», explica Moya, que recuerda que Vila-seca llevó a cabo hace unos años la apertura de la calle Tarragona y la plaza de L’Estudi, también en el núcleo antiguo.

De este modo, habrá vía libre desde la calle del Pou hasta el sector en desarrollo de La Canaleta, donde en septiembre de 2014 se inauguró una escuela, y «hacia otra zona con mucho recorrido aún, el futuro Parc Cultural del Castell, que es estratégica para el municipio», sostiene la concejal de Urbanismo.

 

Opiniones de todo tipo

El derribo previsto del edificio de la calle de les Creus genera disparidad de opiniones entre los vecinos. Para Mari Luz Braza es «una buena noticia» porque «mejorará la imagen del centro. Esa casa es muy fea y está descuidada». La creación de un nuevo acceso es el argumento más repetido por aquellos que son favorables a esta actuación. «La calle llegará hasta los pisos nuevos y habrá más luz, que siempre es positivo», comenta Francisco Parra. «No creo que sea una obra fundamental para Vila-seca, pero supondrá la apertura de un nuevo paso y me parece bien. El casco antiguo ha ganado mucho en los últimos años», dice Josep Mars.

Àngels Montano, propietaria de una peluquería a escasos metros del inmueble, no es partidaria de este proyecto. «Cuando lo tiren, el casco antiguo perderá su esencia. Preferiría que lo dejaran como está. Además, entrará mucho viento y aumentará la circulación de vehículos por aquí».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También