Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vila-seca: el abrazo traicionero de dos ladrones de móviles

La Policía Local arresta a dos jóvenes, de 18 y 19 años, acusados de robar con intimidación en el parking de la discoteca Pacha de La Pineda

Jordi Cabré

Whatsapp
Los robos se perpetraron en el aparcamiento de la discoteca Pacha de La Pineda (Vila-seca). FOTO: Pere Ferré

Los robos se perpetraron en el aparcamiento de la discoteca Pacha de La Pineda (Vila-seca). FOTO: Pere Ferré

Dos jóvenes, de 18 y 19 años respectivamente, fueron detenidos y acusados de un robo con violencia y/o intimidación en la madrugada del pasado viernes 6 de diciembre por parte de la Policía Local de Vila-seca. Uno de los dos, incluso, tuvo que ser inmovilizado antes de la llegada de Mossos por su talante agresivo.

Los dos jóvenes se acercaron a una de las víctimas, de 23 años, en la madrugada del pasado viernes día 6 y le abrazaron de forma inesperada con el objetivo de cogerle el móvil de la chaqueta. La víctima se percató de la ausencia del teléfono y les pidió que se lo devolvieran. Los presuntos ladrones hicieron caso omiso, negaron los hechos y lo amenazaron.

La víctima pidió ayuda a un vigilante de seguridad, que llamó a la Policía Local para explicar lo ocurrido. La patrulla nocturna llegó poco después del aviso y se entrevistó con la víctima, que pudo identificar a los autores porque no les perdió de vista.

La patrulla pidió la identificación de los jóvenes acusados del robo y en el registro localizaron un mínimo de dos teléfonos que no eran suyos. Uno era de la víctima que había denunciado el robo y que pudo desbloquear el teléfono acreditando su titularidad. El otro teléfono pertenecía a otro jóven vecino de Tarragona de 18 años que se lo habían robado en otro abrazo y que intentaba dar con él llamando a su número desde un terminal de un amigo.

Tras acreditar que hubo dos robos con violencia y/o intimidación, los agentes detuvieron a los sospechosos y se los llevaron a comisaría. En el trayecto y en la comisaría de Vila-seca, uno de los dos detenidos mostro su carácter agresivo. Tras terminar las diligencias, los dos jóvenes fueron puestos a manos de Mossos.

Temas

Comentarios

Lea También