Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vila-seca suspendió el pleno de este viernes por whassap

Ciutadans, PP y PSC denuncian el secretismo del alcalde Josep Poblet para gestionar su postura del 1 de Octubre.

Jordi Cabré

Whatsapp
Jordi Camarasa (PP), Juan Antón Ramírez (Cs) y Ander Mikel Basterrechea (PSC) delante de la puerta del Ayuntamiento de Vila-seca. FOTO: J.C.

Jordi Camarasa (PP), Juan Antón Ramírez (Cs) y Ander Mikel Basterrechea (PSC) delante de la puerta del Ayuntamiento de Vila-seca. FOTO: J.C.

Los portavoces de tres de los cinco partidos de la oposición en el Ayuntamiento de Vila-seca, Juan Antón Ramírez (Cs), Ander Mikel Basterrechea (PSC) y Jordi Camarasa (PP) han denunciado este mediodía que “el equipo de gobierno ha paralizado toda actividad política en el municipio”, después de que el primer teniente de alcalde, Xavier Farriol, enviase un whatsapp a los portavoces comunicando la suspensión del pleno ordinario de septiembre. “Este es un ejemplo más del estilo autoritario, de la falta de comunicación y de la poca transparencia del gobierno de Poblet”, ha manifestado Juan Antón Ramírez.

Mensaje de anulación del pleno.

En declaraciones en la puerta del Ayuntamiento, el líder de la oposición en Vila-seca, Juan Antón Ramírez (Cs), ha explicado que “la actividad política se ha suspendido durante este mes sin motivo alguno”.

Además, “se ha privado a la oposición a ejercer su derecho de control al gobierno municipal y expresar los distintos posicionamientos”. “Especialmente este mes que se deberían haber aprobado las ordenanzas municipales y se debería haber dado respuesta a la instancia sobre el informe jurídico de legalidad para la cesión de espacios del 1-O”. Así como “se debería haber visualización el decreto de apoyo a la consulta ilegal que supuestamente firmó el señor Poblet”.

Finalmente, los tres portavoces, Juan Antón Ramírez (Cs) Ander Mikel Basterrechea (PSC) y Jordi Camarasa (PP), han coincidido en “la ambigüedad” del alcalde de Vila-seca, y han defendido que “la maniobra de silenciar a parte de la oposición responde a una estrategia de basada en una calculadora política para no perder votos”.

Los tres políticos admiten que el decreto de Alcaldía para apoyar el referéndum no está en la documentación que reciben antes de las sesiones plenarias y ninguno lo ha leído. Reconocen que esperaban conocer los argumentos en el pleno y debatirlo.

Temas

Comentarios

Lea También