Vila-seca transforma el pabellón de La Pineda para ser sede de baloncesto

El equipamiento municipal, inaugurado en 2006, combinará las obras con la actividad deportiva y se prevé terminarlo todo en 2021

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Alba Mariné

FOTO: Alba Mariné

Hace 14 años, Vila-seca inauguraba un nuevo equipamiento deportivo en La Pineda. El objetivo de aquel entonces era dotar a los diferentes núcleos de población de infraestructuras para la práctica deportiva. 

Con el tiempo, la instalación municipal ha servido para potenciar diferentes deportes y entre ellos ha destacado uno, el baloncesto. Precisamente, el Club Bàsquet Vila-seca tiene actualmente su sede como equipo local en este pabellón y las diferentes categorías jugaban antes de la Covid-19 sus partidos en La Pineda.

El polideportivo requiere de unas mejoras puntuales de mantenimiento y ante el predomino del baloncesto ante otros deportes, el Ayuntamiento ha decidido apostar con una reforma integral para que sea polideportiva, pero ajustada al deporte más practicado. El alcalde de Vila-seca, Pere Segura, explica que «la intención del Ayuntamiento es la de readaptar el pabellón de La Pineda para mejorar la práctica del baloncesto, ya que nuestro club tiene allí ahora su sede». 

Adjudicaciones y licitaciones

Desde antes del verano, los procesos de licitación de las obras se han ido activando por fases, siendo la reforma de la cubierta y el cambio del parquet las dos que están más avanzadas. La primera en breve se adjudicará, la segunda la sobra spodrían empezar en cuestión de días.

La pista actual es de un compuesto de goma sintético que se debe cambiar por uno de parquet, una superficie más apropiada para la práctica del baloncesto. Las obras están adjudicadas por cerca de 78.000 euros.

La segunda acción que se llevará a cabo será en la cubierta, que debe renovarse en su totalidad, según explican fuentes municipales. La cubierta actual no sufre ningún percance, pero con el tiempo debe plantearse una mejora para evitar que aparezcan goteras y otras deficiencias que luego obliguen a una actuación de urgencia. La reforma de la cubierta tiene  un precio que ronda los 80.000 euros y que debe adjudicarse en los próximos días para poder iniciar las obras este mismo 2020.

Finalmente, el resto del presupuesto hasta los 700.000 euros será la parte más importante con una ampliación de vestuarios, redistribuyendo el espacio actual. Además de vestuarios se revisarán los servicios (agua, gas, luz...). El proyecto básico está aprobado inicialmente.

«Esta inversión forma parte de los presupuestos de este año y la idea es que las obras y la actividad deportiva (cuando sea posible reanudarla) puedan compatibilizarse sin problemas», explica el alcalde, quien confía en que a finales de 2021 el pabellón esté ya reformado.

Temas

Comentarios

Lea También