Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vila-seca traslada el Piló del Rescat al parque de la Torre d'en Dolça

El monolito de piedra, de cuatro metros de altura, está ya en la entrada a este espacio público. Fue transportado por un camión grúa desde su anterior ubicación, a 350 metros de allí
Whatsapp
El Piló del Rescat, restaurado en 1965, preside ya la entrada al parque de la Torre d´en Dolça. Foto: Pere Ferré

El Piló del Rescat, restaurado en 1965, preside ya la entrada al parque de la Torre d´en Dolça. Foto: Pere Ferré

El Piló del Rescat ya está en la entrada del parque de la Torre d’en Dolça de La Pineda. Un camión grúa lo llevó ayer por la mañana. Estaba ubicado desde 1965 a apenas 350 metros de allí, en el Camí del Racó (la carretera de acceso a las oficinas de PortAventura). Su traslado e instalación duró cuatro horas. Participaron una decena de operarios. Se trata de un monolito de piedra arenisca de cuatro metros de altura, ochenta centímetros de grosor y once toneladas de peso. Esta actuación se enmarca dentro del proyecto de acondicionamiento y mejora del acceso al parque por la rotonda del Raval de la Mar.

El monumento se había quedado apartado en unos terrenos privados integrados en el ámbito del Centre Recreatiu i Turístic (CRT). Se podía visitar, pero estaba muy deslucido detrás de una verja. «La nueva ubicación lo hace más cercano. Llevaba cincuenta años en un emplazamiento que había quedado poco visible», afirma la concejal de Urbanismo, Manuela Moya.

El Piló del Rescat o Piló de Sant Esteve, como también es conocido, señala el lugar donde, según la leyenda, aconteció el milagro del rescate de las cien doncellas obrado por San Esteve, patrón de Vila-seca. El monolito original fue deteriorado durante la Guerra Civil española, en 1936, por los revolucionarios. Fue restaurado en 1965 por el consistorio.

Tiene dos inscripciones. En la cara que mira al mediodía pone Caminant, detura’t: ací es trobaren el noble Galcerà De Pinós i el seu ajudant Santcerní, miraculosament alliberats per intercessió de Sant Esteve, amb les cent Donzelles i tot el rescat que exigia el rei de Granada. 1152 – 1965.

En la cara de Poniente está el escudo de Vila-seca y, debajo, las armas del linaje de Pinós y una breve inscripción del año de la restauración. Y en la de tramuntana, a media altura, un relieve que reproduce una escena del rescate, obra del artista local Joan Salvadó i Voltas.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También