Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vilanova i la Geltrú compra diez pisos a bancos para destinarlos a alquiler social

Por Ley la administración local tiene derecho preferente para la compra de viviendas procedentes de desahucios o daciones

Diari de Tarragona

Whatsapp
Una de las viviendas adquiridas por el Ayuntamiento de Vilanova.

Una de las viviendas adquiridas por el Ayuntamiento de Vilanova.

El Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú ha comprado 10 pisos a  entidades bancarias y que se destinarán a vivienda social. Las viviendas son de bancos sobre las que el consistorio tiene el derecho de tanteo que contempla la Llei de Dret de l’Habitatge de Catalunya.

Las viviendas adquiridas serán para la mesa de emergencia habitacional destinada a familias que se han visto en la calle por desahucios.
Los pisos adquiridos por el Ayuntamiento serán para alquiler en función de las posibilidades de las familias que accedan.

Obligación
El Ayuntamiento explica que el proceso de adquisición de los pisos "ha sido apremiante» porque explica que las entidades financieras tienen por Ley la obligación de ofrecer estas viviendas a la administración local y los municipios el derecho de tanteo a un precio máximo de entre 50.000 y 60.000 euros.

La entidad las pone a disposición  del consistorio 10 días para que compruebe su estado. La inversión ha sido de 400.000 euros. Desde el Ayuntamiento explican que han llegado  aun acuerdo con la Generalitat para financiar la compra. 

Obligación
Las viviendas que los bancos deben poner a disposición de los municipios proceden de daciones en pago o ejecuciones hipotecarias. La ley establece que tienen la obligación de ofrecerlos a la administración para su compra preferente. Es la Agència Catala d'Habitatge quien informa a los municipios de pisos que los bancos tienen en sus carteras a la venta.

Los técnicos del Ayuntamiento de Vilanova visitaron hasta 50 viviendas y han seleccionado diez con precios de entre 30.000 y 60.000 euros en diversos barrios de la ciudad. Algunos requieren de obras de adecuación y dar de alta servicios como luz, agua y gas.

En Vilanova ya había 56 viviendas de parque público. De los 10 pisos adquiridos ahora, uno será para mujeres víctimas de violencia de género.

Noticias relacionadas:

https://www.diaridetarragona.com/costa/Fundan-el-Sindicat-de-Llogaters-del-Peneds-por-la-subida-de-los-alquileres-20190121-0057.html

Temas

Comentarios

Lea También