Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Westinghouse y EDF trabajarán para desmantelar Vandellòs I

Westinghouse y EDF trabajarán para desmantelar Vandellòs I

EFE

Whatsapp
Imagen de la central Vandellòs I, que está inoperativa desde 1989. FOTO: pere ferré

Imagen de la central Vandellòs I, que está inoperativa desde 1989. FOTO: pere ferré

El grupo francés EDF y la filial española del estadounidense Westinghouse han ganado un contrato de un millón de euros para el proceso de desmantelamiento del reactor de la central nuclear de Vandellós, que se encuentra inactivo desde 1989.

Electricité de France (EDF) explicó en un comunicado que se trata de una licitación lanzada el  5 de mayo por la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa) por la prestación de servicios de ingeniería. Tendrá una duración de cuatro años durante los que las dos empresas se encargarán de mantener una configuración segura del reactor de tipo UNGG (Uranio Natural Grafito Gas) de Vandellòs.

En concreto, se procederá en primer lugar a realizar un «inventario radiológico» de todos los elementos que hay en el interior del reactor y luego a definir los instrumentos y el procedimiento para extraer ese material radiactivo, algo que no está cubierto por este contrato.

El director de proyectos de deconstrucción y residuos del grupo francés, Sylvain Granger, señaló que su compañía tiene una experiencia «única» en este terreno, con nueve de esas operaciones de desmantelamiento en Francia (de las cuales seis son con reactores UNGG). Para EDF, este contrato es importante porque marca una primera operación de exportación de su «saber hacer» en el desmantelamiento de los reactores UNGG.

El proceso de desmantelamiento en Francia marcó una inflexión en 2001, ya que desde entonces la estrategia ya no es esperar decenas de años a que la radiactividad baje, sino intervenir de inmediato cuando se detiene la actividad de un reactor, entre otras cosas porque ahora hay robots que pueden actuar en áreas donde no pueden operar las personas.

El vicepresidente de Westinghouse, Yves Brachet, consideró por su parte que haber ganado esta licitación «demuestra» su «experiencia y (sus) capacidades para aportar soluciones innovadoras en materia de innovación».

Temas

Comentarios

Lea También