Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'Ya nos está afectando, nos han cancelado reservas'

El sector turístico de la provincia de Tarragona se muestra ‘preocupado’ y teme que los atentados puedan restar visitantes en lo que queda de temporada
Whatsapp
Turistas y dos agentes de policía en Salou

Turistas y dos agentes de policía en Salou

«Debemos transmitir tranquilidad porque nos estamos jugando mucho», afirma un agente de viajes de Tarragona. El sector turístico de la Costa Daurada está «preocupado» y teme que los atentados de Barcelona y Cambrils mermen la llegada de visitantes en lo que queda de temporada. «Nos va a afectar seguro», señala Íñigo Rosell, presidente de Tarragona Associació d’Apartaments Turístics i Hostels. «De hecho, ya nos está afectando. Nosotros llevamos ocho reservas anuladas de familias que no quieren venir por miedo. La mayoría ya había pagado el alojamiento», añade.

«Estamos trasladando un mensaje de calma a los clientes y que haya normalidad, pero entiendo que haya gente que ahora no quiera venir. Lo que ha pasado es una salvajada y por las redes sociales se han dicho muchas mentiras dañinas. Yo tampoco habría ido a Londres o París después de los atentados allí», apunta Rosell.

La temporada turística en la Costa Daurada caminaba con paso firme hacia su récord histórico de ocupación. Cerró julio con un aumento de las pernoctaciones del 4 % respecto al mismo mes del año pasado. Pero lo sucedido el jueves puede ser un frenazo. «Lo vamos a notar», lamentan fuentes del sector. 

El presidente de la Associació d’Apartaments Turístics i Terres de l’Ebre, Joan Calvet, ya avanzó la semana pasada, en declaraciones al Diari, que un atentado terrorista repercute negativamente en todos los destinos turísticos del país donde se produce. Precisamente, la Costa Daurada se está ‘beneficiando’ en las últimas temporadas de la inestabilidad en competidores suyos como Turquía, Túnez o Egipto.

«Estamos a la expectativa, a ver qué pasa. El turismo es un sector muy volátil y con la rapidez con la que se mueve todo en las redes sociales, lo sucedido en Barcelona y Cambrils nos va a perjudicar. En Barcelona ya hay gente haciendo las maletas para irse», sostiene un empresario del sector del camping de la provincia de Tarragona.

Algunos hoteles también perdieron reservas ayer. «Nos han cancelado tres por la mañana. Una familia que iba a Cambrils nos ha dicho que ahora no se atreve a venir y que quizá venga en septiembre cuando todo haya pasado», explica un hotelero.

Algunas familias han anulado su llegada por miedo, pese a tener el apartamento pagado

Y lo mismo le ha sucedido a la Estació Nàutica Costa Daurada. «Durante la jornada de hoy se ha producido alguna anulación de actividades. Pero también hemos seguido recibiendo peticiones de información y se están realizando reservas para los próximos días», dice Vicent Martí, presidente de esta entidad. Y agrega: «Lamentamos profundamente los hechos ocurridos, con el convencimiento y el deseo de que la situación se normalice y no tenga incidencia en lo que queda de temporada».

La Asociación Corporativa de Agencias de Viajes (Acave) se muestra convencida, por su parte, de que los atentados no restarán turistas a Catalunya. «La gente que tiene sus vacaciones planificadas no cambia así como así su decisión y continuará viniendo. La vida tiene que seguir y el sector turístico seguirá trabajando en la misma línea», sostiene Martí Sarrate, presidente de Acave.

PortAventura, donde ayer se reforzaron las medidas de seguridad, abrió con «normalidad» y «con las afluencia habitual de visitantes tanto al parque como a los hoteles».

La Federació d’Empresaris d’Hostaleria i Turisme de la província de Tarragona, consultada por el Diari, prefirió no hacer declaraciones.

Temas

Comentarios

Lea También