Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Brises de Mar de Altafulla recibe más de un millón para mejoras reclamadas por sus vecinos

La Generalitat construirá la rotonda de acceso a la urbanización, una vez el Ayuntamiento asuma la titularidad de dos terrenos afectados

| Actualizado a 18 noviembre 2022 07:41
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La urbanización Brises de Mar de Altafulla ha recibido una inversión de más de 1 millón de euros para realizar mejoras largamente reivindicadas por sus vecinos. Todas están ya ejecutadas, en curso, o aprobadas y pendientes de ejecución, excepto uno: la construcción del acceso triangular a la urbanización desde la T-214, la carretera de la Riera de Gaià, algo de primera necesidad para terminar con la peligrosidad de hacer maniobra a la que deben enfrentarse a diario los vecinos.

Para que el Departament de Territori i Mobilitat de la Generalitat pueda iniciar los trámites para su ejecución, el Ayuntamiento ha tenido que adquirir dos terrenos afectados por las obras, uno de 491,29 m2 y otro de 370.95m2, y cuyo valor total asciende a 3.160,89 euros. Sin embargo, uno de ellos cuyo titular es la SAREB, tiene una carga hipotecaria que debe eliminarse para que el cambio de titularidad sea efectivo. Sin este trámite, la Generalitat no puede comenzar con las obras.

Sobre este asunto, la concejal de Urbanismo del consistorio, Marisa Méndez-Vigo, explica que «la carga está sobre toda la finca y nosotros solo necesitamos una pequeña porción por la que pasará el nuevo acceso. Estamos intentando por todos los medios que SAREB nos ceda la titularidad de este trozo». «Carreteras ya tiene listo el proyecto. Solo están esperando la confirmación notarial de que las dos porciones del terreno son del Ayuntamiento para iniciar los trámites de las obras», asegura.

Otra de las acciones que están pendientes de ejecutarse en Brises de Mar es el cambio de todo el alumbrado público de la urbanización, cuyo coste suma 498.948,72 euros y se cubrirá con una subvención del Pla d’Acció Municipal (PAM) de la Diputació de Tarragona. En este caso, sí que hay fecha de ejecución del proyecto. Según asegura Méndez-Vigo, «en enero se adjudicarán las obras y éstas comenzarán previsiblemente en febrero».

Esta renovación del alumbrado consiste en sustituir las 151 luces que hay a día de hoy por farolas con luz LED, de modo que se perita un ahorra energético, económico y medioambiental considerable. De hecho, el consu¡mo de este tipo de luces es un 85% inferior al de la iluminación tradicional.

Actuaciones hechas o en trámite

Más allá de las acciones que todavía no se han llevado a cabo, Brises de Mar ya cuenta con otras que, o bien ya se han terminado, o están en proceso de ejecución. Una, de gran envergdura por la inversión de 415.933,20 euros que supuso, es la de dotar a la urbanización con el agua potable de l’Ebre proveniente del Consorci d’Aigües de Tarragona. Méndez-Vigo recuerda que «hasta ahora Brises de Mar se abastecía del agua de un pozo y, con la sequía, tuvimos muchos problemas». Ahora se están llevando a cabo las obras de construcción de una cañería que une los depósitos de la urbanización con el de la Ermita de Sant Antoni y, según lo previso, deberían estar listas en Navidad.

Finalmente, el pasado mes de septiembre, se inauguró el nuevo parque infantil de la zona, cuya inversión ascendió 30.000 euros.

En enero se adjudicarán las obras para renovar
el alumbrado público
de toda la urbanización
Comentarios
Multimedia Diari