Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Cambrils endurece el control del cumplimiento de la normativa de perros potencialmente peligrosos

Las sanciones económicas pueden ser de 300 hasta 15.000 euros

| Actualizado a 12 julio 2022 11:57
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Departamento de Medi Ambient del Ayuntamiento de Cambrils ha endurecido los controles para detectar y multar incumplimientos de la normativa de perros potencialmente peligrosos, después de una primera fase de campaña informativa para recordar las obligaciones que recoge la Ordenanza Municipal reguladora de Protección y Tenencia de Animales de Compañía.

Concretamente, este lunes la Comisión de Medi Ambient ha acordado tramitar dos sanciones por varias infracciones. La primera multa suma un importe de 5.705,58 euros por no tener la preceptiva licencia (2.404,06 euros), no haber puesto el chip al animal (3.001 euros) y no tomar las medidas necesarias para evitar la fuga del perro (300,52 euros). La segunda multa sube un total de 5.405,06 euros por no tener licencia (2.404,6 euros) y por no contratar el seguro de responsabilidad civil (3.001 euros).

El objetivo de esta campaña es mejorar la convivencia a la vía pública, garantizar la protección y bienestar de los perros, y preservar la seguridad de las personas. Los perros considerados potencialmente peligrosos son Akita inu, Bullmastiff, Dóberman, Dog argentino, Fila brasileiro, Pecho hierve terrier, Tomada canario, Rottweiler, Staffordshire bullterrier, Terrier staffordshire americano y Tosa japonés (Tosa inu).

$!Imagen de un agente de la Policia Local de Cambrils con dos perros potencialmente peligrosos. Foto: Cedida

Normativa específica

Las personas propietarias de este tipo de animales tienen que cumplir una normativa específica y más restrictiva que los obliga a disponer de una licencia para la tenencia y conducción que tienen que llevar siempre encima y pasear los perros con el bozal puesto y ligados con una correa no extensible que no supere los 2 metros.

Además, como con todos los otros perros, tienen el deber de identificarlos y registrarlos en el Ayuntamiento, recoger los excrementos y respetar las temporadas y limitaciones de baño en las playas. El incumplimiento de la normativa puede comportar sanciones económicas para las personas infractoras que pueden ir de los 300 hasta los 15.000 euros.

Comentarios
Multimedia Diari