Cambrils y Vinyols tienen avanzado un acuerdo sobre la zona azul

Se zonificarían la Fontcoberta y también el Molí d’Avall, que provoca confusión entre los usuarios y algunas multas

| Actualizado a 24 abril 2022 12:33
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Los inconvenientes y conflictos que provoca entre usuarios locales y turistas la zona azul del Molí d’Avall, perteneciente a Vinyols i els Arcs e integrada en el núcleo portuario de Cambrils, están más cerca de solucionarse. Según ha podido saber el Diari de Tarragona los Ayuntamientos de ambos municipios tienen avanzadas las negociaciones para tratar de poner remedio a esta situación que se originó en 2017, cuando empresas diferentes empezaron a gestionar estas áreas de aparcamiento de pago.

Desde entonces la confusión ha sido frecuente: hay usuarios que aparcan en Vinyols y pagan la zona azul en parquímetros de Cambrils, y viceversa. ¿El motivo? La confluencia de calles de ambos municipios en apenas unos metros de diferencia. Los errores siguen produciéndose pese a que ambos consistorios han reforzado notablemente la señalización vertical y la horizontal durante las últimas temporadas de verano, que es cuando se activa la zona azul del Molí d’Avall (habitualmente funciona del 15 de junio al 15 de octubre).

Si el pago se realiza con la app móvil cambrilense también pueden surgir algunos problemas, ya que el geolocalizador es algo impreciso en puntos muy concretos del callejero. Pese a esta casuística el Ayuntamiento de Vinyols no perdona las multas, que ascienden a 11 euros si se pagan de manera inmediata o a 60 euros si no se retira la denuncia.

Con el objetivo de poner remedio a todos esos problemas los alcaldes de Cambrils, Oliver Klein, y de Vinyols, Arnau Guasch, se han reunido ya dos veces para tratar éste y otros asuntos comunes entre ambos municipios.

Ahora mismo las negociaciones están bastante avanzadas y posiblemente fructifiquen en un convenio de colaboración sobre la gestión de las zonas azules del Molí d’Avall y también de la Fontcoberta, otra zona residencial perteneciente a Vinyols e igualmente de mucha afluencia de vehículos ya que en este caso se halla a escasos metros del edificio que acoge el ayuntamiento cambrilense, el CAP, la piscina municipal y los dos pabellones.

Contrato finalizado

La finalización del contrato entre el Ayuntamiento de Vinyols con la empresa que gestionaba hasta ahora sus zonas azules ha desembocado en estas negociaciones, con la idea de que pueda ser Aparcam (Aparcaments i Mobilitat de Cambrils) quien las asuma a corto plazo.

De hecho ya se sabe que para dar cobertura a esas dos zonas azules de Vinyols i els Arcs sería necesaria la adquisición de 15 parquímetros y la contratación de tres vigilantes para poder controlarlas.

Ahora mismo son los técnicos quienes trabajan en resolver esos y otros aspectos que deben recogerse en el marco de este posible acuerdo. También quedaría por resolver, en ese sentido, si los precios en el Molí d’Avall y la Fontcoberta serían los mismos que en el resto de las zonas azules de Cambrils y si los residentes de uno y otro municipios mantendrían en estas nuevas áreas los descuentos que tienen en su término municipal.

En todo caso parece difícil que el acuerdo, en caso de cerrarse, pueda ser operativo ya este mismo verano. Todo apunta a que funcionaría a partir de 2023.

En las dos reuniones de agenda conjunta entre los Ayuntamientos de Cambrils y Vinyols se trataron también temas como los acuerdos para la escolarización del alumnado residente en la Fontcuberta y el Molí d’Avall en la Escola Cambrils (en circunstancias normales deberían matricularse en colegios del núcleo de Vinyols i els Arcs situado a siete kms); u otros servicios de los que se benefician los vinyolencs en Cambrils, caso de la policía o el ambulatorio.

Comentarios
Multimedia Diari