Del Bizum al vino de Alburquerque desde Calafell

Vecinos mayores siguen un curso para saber usar la banca digital

| Actualizado a 22 abril 2022 10:48
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Magdalena Minguélez, vecina de Segur de Calafell, ha puesto dos denuncias a bancos. Un día intentó realizar una operación en el cajero automático y no supo. «Así que esperé en una larga cola hasta llegar la ventanilla». Pero el empleado indicó a Magdalena que la operación que pretendía sólo podía hacerse en el cajero. «Le dije que saliese y me ayudase porque yo no sabía».

La respuesta, según la mujer, fue que no podía salir. «Le dije que o la atendía o llamaría a los Mossos y pedí una hoja de reclamaciones. Entonces me acompañó al cajero». Los clientes que presenciaron el hecho «dijeron que todos debíamos de hacer lo mismo». Pero pocos se atreven, lamenta Magdalena.

La dificultad de operar mediante el cajero automático la tienen miles de personas y más si son de edad avanzada, que no es el caso de Magdalena, con 67 años.

Para intentar solventar muchos problemas el Ayuntamiento ha impulsado unos cursos para el uso del teléfono móvil. Principalmente para saber realizar operaciones de banca. Un uso de móvil que también ha debido de dominarse con la pandemia y la necesidad de conexión a la página de Catsalut.

Magdalena señala que el cursillo «ha ayudado mucho. He aprendido a realizar una trasferencia, a comprobar si han ingresado la paga... Incluso he descubierto el pago por Bizum», aunque señala que éste  último no se atreve a emplearlo.

Quien sí se ha lanzado a probar Bizum es José Luis Parrante, que para probar los conocimientos adquiridos en el cursillo ha comprado una caja de vino de su pueblo, Alburquerque, en Badajoz.

Ya han sido varias sesiones de formación para el uso de las nuevas tecnologías en aplicaciones que deben ayudar a muchas personas. Pero Magdalena avisa que  «eso no va a evitar que merezcamos un servicio adecuado. Seguiré quejándome y llamando a los Mossos cuando no se nos atienda en condiciones».

Más sesiones

Cómo manejarse con los bancos ha sido la principal demanda de los alumnos del curso que señalan que sería positivo que se realizasen más sesiones «y que los vecinos se apuntasen». Pero que también «debemos movilizarnos para recuperar oficinas cerradas».

Reconoce que saber consultar un saldo va ayudar a muchos vecinos de edad avanzada que viven en urbanizaciones y que además se han quedado sin sucursales en Segur de Calafell o en el núcleo del pueblo. «Eso es una vergüenza».

Además de unas competencias básicas para gestiones en el curso también se ha alertado de los riesgos de esa tecnología para evitar ser víctimas de estafas, algo a lo que está expuesta toda la población, tenga la edad que tenga.
 

Comentarios
Multimedia Diari