El joven de Vila-seca que ha ‘patinado’ dos veces

Mossos detenía el martes a tres jóvenes por el robo de estos vehículos. Uno de ellos ya estaba fichado por una multa de 2.400 €

| Actualizado a 12 febrero 2022 06:56
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Este martes, los Mossos d’Esquadra enviaban una nota de prensa en la que informaban de la detención de tres jóvenes, de 18 y 19 años de edad, acusados de la autoría del robo de un total de seis patinetes en centros educativos de Vila-seca y Salou. Cinco de los robos denunciados eran del pasado mes de noviembre y el sexto fue abortado cuando se lo llevaban del Campus de la URV.

Los agentes pudieron confirmar que el robo del patinete en la Facultat de Turisme i Geografia de la URV (del pasado martes) y los cinco del mes de noviembre (entre el Institut Ramon Barbat de Vila-seca y la Escola Elisabeth de Salou) eran obra de los mismos jóvenes. Aunque llevaban sudaderas con capucha y mascarillas que cubrían la mayor parte de la cara, la identificación ha sido posible.

Los chavales tenían un plan preconcebido para apoderarse de los patinetes de los centros educativos. Accedían al interior del recinto en horario de clase y se llevaban los que estaban sin atar o cortaban con una cizalla los que tenían una cadena.

El operativo del martes y la detención de los tres acusados (se llevaba tiempo esperando la ocasión) permitieron identificar a los jóvenes, dos de ellos vecinos de Vila-seca y el otro, de Reus. Las cámaras habían captado los robos y ya se sabía el aspecto de los ladrones.

Los tres jóvenes pasaron a disposición judicial y quedaron en libertad con cargos. Uno de los patinetes se pudo devolver a su propietario (el último); de los otros cinco la nota de prensa no informaba qué había pasado con ellos.

La sorpresa ha saltado cuando se ha conocido la identidad de uno de los ladrones, un chaval de 19 años de edad y residente en Vila-seca. En 2019 fue protagonista de otro incidente, en el que su madre quiso darle notoriedad pública.

Recordemos. El Ayuntamiento de Vila-seca había multado al chaval con 2.400 euros, la sanción más alta conocida por circular con un patinete. El infractor, que en verano de 2019 era menor de edad, chuleó a unos agentes de la Policía Local que lo vieron montado en un patinete muy por encima de sus capacidades: una potencia de mil watios que equivale a la potencia de un ciclomotor eléctrico.

Los agentes requisaron el patinete, ya que ese modelo requiere permiso de conducir, seguro y casco, las tres primeras infracciones imputadas. Luego se le interceptó circulando en una calle peatonal y en contradirección. En total, cinco infracciones y 2.400 euros de multa.

La madre explicó el caso al Diari alegando que su hijo desconocía los requisitos y se amparaba en la todavía confusa normativa, en proceso de publicación. Lógicamente consideraba desproporcionada la sanción y un abuso de autoridad. Dos años más tarde el mismo protagonista vuelve a ser noticia... y esta vez por una infracción mucho peor.

Comentarios
Multimedia Diari