El pitbull, la pistola, el hacha y la marihuana de Cambrils

Mossos y Policía Local desmantelan una plantación indoor con 1.550 plantas valoradas en el mercado por encima de los 140.000 euros

| Actualizado a 23 julio 2019 15:30
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El registro se llevo a cabo el sábado por la noche. Era el punto y final de un operativo coordinado entre Mossos d'Esquadra y la Policía Local de Cambrils que había empezado en mayo en la calle Moscou, concretamente el número 81.

La plantación de marihuana que se sospechaba era importante. Hasta 1.550 plantas decomisadas y material necesario para que la producción fuera fructífera. Según fuentes de la Policía Local, sería la plantación indoor más grande que se ha desmantelado en la ciudad. El peso de las plantas era de 46 kilos, que se hubieran convertido en 30 en seco, lista para su distribución y consumo.

Durante el registro y decomiso, se detuvieron a dos vecinos de Vila-seca de 36 y 37 años respectivamente, uno de ellos con antecedentes por robos con fuerza.

La investigación todavía sigue abierta y no se descarta la detención de más personas relacionadas con este invernadero oculto en esta casa unifamiliar de la zona de llevant de Cambrils. Al parecer, el operativo estaba previsto para esta semana, pero se adelantó al sábado al ver movimiento que podía haber echado al traste el decomiso.

El operativo, que han llevado a cabo la Unitat d'Investigació de la comisaría de Reus y la Policía Local, empezó en mayo cuando empezaron las quejas del vecindario. De hecho, se han levantado hasta 24 actas.

El olor a cannabis, las idas y venidas de coches que aparcaban enfrente, el encendido automático de luces para aparentar que había vecinos en el número 81 y dos perros de raza peligrosa que vigilaban la plantación y evitaban a los curiosos.

Tras la entrada del sábado, además de los dos vilasecanos detenidos, se decomisó una pistola (probablemente de fogueo), un hacha y el perro de raza potencialmente peligrosa.

A los detenidos se les imputa un delito de tráfico de drogas y se está pendiente otro de fraude de fluido eléctrico, puesto que Endesa debe presentar el informe que acredite este consumo ilegal de electricidad para el funcionamiento del invernadero.

Comentarios
Multimedia Diari