Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El vecino ucraniano de Roda de Berà acusado de alta traición e incitar al odio

Crónica. Anatoly Shariy quedó el libertad provisional tras ser detenido el miércoles. El magistrado José Luis Calama acordó la retirada del pasaporte. El gobierno de Volodímir Zelenski debe pedir formalmente la extradición en menos de un mes

| Actualizado a 06 mayo 2022 11:39
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Menos de 24 horas han pasado desde que el bloguero y periodista Anatoly Shariy haya pasado de ser detenido por una orden internacional a quedar en libertad con cargos por parte del magistrado del Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional, José Luis Calama.

Este ucraniano de 43 años ha sido el foco mediático en Roda de Berà desde el inicio dela invasión rusa. Y decimos vecino de esta localidad del Tarragonès porque es el lugar donde reside desde 2019 y en el que está empadronado desde entonces.

Sus ideas prorrusas y contrarias al gobierno del presidente Volodímir Zelenski y de gobiernos anteriores han aumentado el interés mediático tras la invasión rusa de su país. No solo sus mensajes en las redes generan debate y polémica, también le persigue un áurea de sospecha al tener que huir del país hace una década acusado por varios delitos de los que él se defiende argumentando que fueron acusaciones infundadas por las investigaciones de una posible corrupción del gobierno del presidente Víktor Yanukóvich.

En Roda de Berà vive Shariy en una fortaleza. Cámaras de seguridad y vigilante en la puerta las 24 horas. Las amenazas que él atribuye a grupos neonazis vinculados a su país son suficiente argumento para protegerse. Y en estas semanas de guerra, dos protestas de ucranianos han asomado en las inmediaciones. La primera se convocó por redes y sin permiso para llevarla a cabo; la segunda sí tuvo autorización policial. Ambas terminaron sin incidentes de consideración ni tampoco detenidos.

Ayer la agencia de noticas ucranianas Ukrinform hacía pública la detención de Shariy. Fuentes de la Policía Nacional explicaron que el arresto venía motivado por una orden internacional de detención dictada por la Audiencia Nacional. Los agentes se llevaron al vecino de Roda de Berà y lo trasladaron a Madrid, donde pasó ayer a disposición judicial.

La detención, según fuentes del Servicio de Seguridad (SBU) de ese país, es por la sospecha de que Anatoly Shariy podría haber cometido delitos estipulados en dos artículos del Código Penal de su país. El artículo 111 (alta traición) y el artículo 161 (violación de la igualdad de los ciudadanos en función de su raza, nacionalidad, creencias religiosas, discapacidad y otros motivos).

Las mismas fuentes del SBU añaden que «la evidencia de la investigación está confirmada por una serie de estudios de expertos, que establecieron que en las entrevistas y discursos hay hechos de sus actividades subversivas contra Ucrania». Según los servicios secretos, el investigado fue acusado en 2021, sin especificar si las pruebas que se han recopilado son anteriores a 2012, cuando huyó del país, o son documentos más recientes de cuando vivió en Lituania, Países Bajos o España.

Lo cierto es que el juez Calama y en concordancia con la Fiscalía decidió dejar en libertad provisional al rodense precisamente por sus raíces desde hace tres años en la localidad y un poco más en Catalunya (vivió en Barcelona). Ello no le impide que deberá personarse cada 15 días en los juzgados de El Vendrell, el que tiene más cerca de su domicilio.

El juez le ha retirado el pasaporte y por tanto no podrá salir de España. Esta medida cautelar con libertad provisional es hasta que Ucrania solicite su extradición. La medida tiene caducidad de un mes. Si en este periodo el gobierno de Zelenski no solicita la extradición, las medidas cautelares dejarán de estar en vigor.

Comentarios
Multimedia Diari