«Estuvimos allí cuando la población nos necesitó»

Reportaje. La Associació de Voluntaris de Protecció Civil de Vila-seca es una entidad municipal que realiza labores de ayuda a la comunidad con el apoyo del Ayuntamiento

| Actualizado a 16 enero 2022 11:35
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La protección civil es una labor voluntaria en la que los miembros de una comunidad -en este caso, residentes del municipio- ayudan desinteresadamente a sus conciudadanos. En Vila-seca, la labor habitual de la Associació de Voluntaris de Protecció Civil es la de «ayudar en grandes eventos, como las fiestas; y en situaciones complicadas como inundaciones o el contexto actual de pandemia», explica al Diari José Nieto, presidente de la asociación.

La protección civil llegó a Vila-seca en el año 2017. Mucho antes, en los años 90, Nieto ya propuso al Ayuntamiento la creación de esta entidad de voluntarios, algo que en aquel entonces no se consideró relevante. La idea fue retomada más adelante y sí que recibió el apoyo consistorial. Así, un grupo de amigos que, en palabras de Nieto, «querían hacer algo por su municipio», se establecieron como la asociación de protección civil.

Para ser miembro de la asociación se debe rellenar una inscripción que la junta evalúa posteriormente. Los que entran lo hacen como aspirantes a voluntarios, ya que ser voluntario reconocido oficialmente requiere la superación de un examen convocado por la Generalitat de Catalunya. «Es una labor que se hace por el espíritu de ayudar a la gente, de hacer que todo sea más seguro dentro de lo posible», afirmaba Nieto, quien lamentó que «no hay muchos voluntarios, ya que es algo muy vocacional».

Trabajo en pandemia

El contexto de pandemia en el que nos encontramos provocó, en su estallido, un aumento del volumen de trabajo y ayuda que ofreció la Associació de Protecció Civil. La ciudadanía les necesitaba y los voluntarios estuvieron allí para colaborar. En el periodo de confinamiento estricto, protección civil se encargó de asistir a aquellos que más lo necesitaron.

«Nos encargamos de traer alimentos y medicamentos a los que no podían salir. Estuvimos en las puertas de los supermercados informando a la gente, controlando las colas...», explica Nieto. Todo esto también sirvió para que la gente conociera la labor de estos voluntarios, que en su momento ayudaron a transportar y repartir las primeras mascarillas que se elaboraron, más ‘caseras’, pero igualmente esterilizadas.

El presidente de la asociación quiso agradecer la colaboración de la población durante esa estapa difícil. «El comportamiento de Vila-seca fue ejemplar en todo momento. Desde el Ayuntamiento, que nos proporcionó unas instalaciones como ‘centro de operaciones’, hasta la ciudadanía, que fue muy prudente y responsable a la hora de cumplir las medidas».

Si bien la situación sanitaria ha cambiado notablemente desde entonces, protección civil sigue velando para contener la expansión del virus en Vila-seca. Los voluntarios se han encargado, en los dos veranos transcurridos en pandemia, de controlar el aforo y las distancias en las playas; así como del control del cumplimiento de las medidas santiarias en eventos multitudinarios, como los actos festivos.

Convenio con el Ayuntamiento

En mayo de 2021, la entidad firmó un convenio con el consistorio, lo que supuso un reconocimiento oficial por parte del ente municipal a la labor realizada por protección civil. «Es algo que no ha cambiado lo que hacemos», explica el presidente, «pero ahora es más oficial. El convenio hace que se nos tenga en cuenta, que participemos en las reuniones municipales de seguridad, que recibamos una subvención», añadió.

Al depender directamente del Ayuntamiento, su actividad debe ser autorizada por el consistorio, «mientras que antes íbamos por libre», según Nieto. Así, por ejemplo, cuando los voluntarios fueron a ayudar en las inundaciones de Alcanar en septiembre, lo hicieron una vez lo solicitó el Ayuntamiento. «Estamos muy agradecidos al consistorio y a la población de Vila-seca por el reconocimiento a nuestro trabajo», concluyó Nieto.

Comentarios
Multimedia Diari