Expectación en Salou con el derribo del último edificio de la calle Barenys

Vecinos del barrio de la Salut de Salou, paseantes y curiosos han seguido durante este mediodía los trabajos a pie del Passeig Miramar

| Actualizado a 27 enero 2022 17:33
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Vecinos del barrio de la Salut de Salou, paseantes y curiosos han seguido durante este mediodía a pie del Passeig Miramar el derribo del último edificio de apartamentos de la calle Barenys incluido en las obras de canalización del barranco.

Los trabajos, que hoy han obligado a cortar el tráfico rodado durante algún intervalo para que la excavadora pudiera actuar, comenzaron el lunes de esta semana con la demolición del primer chalet expropiado, situado junto a las antiguas vías del tren.

Está previsto que este jueves concluya la demolición y después continúen las obras con la retirada de los numerosos escombros que hay en la calle.

El proyecto cuenta con una inversión cercana a los 17 millones de euros, contabilizando las dos fases de que constan los trabajos y las expropiaciones de las viviendas y de los terrenos afectados, que financia la Agència Catalana de l’Aigua.

El objetivo final de las obras, que se prolongarán por espacio de 18 meses, hasta finales del año 2023, es incrementar la capacidad de desagüe de 140 m3/s desde el vial de Cavet hasta la desembocadura en el mar en dos fases.

La primera de ellas corresponde al tramo de 205 metros que hay entre la vía del ferrocarril y la desembocadura hasta el mar. Consistirá en la construcción subterránea de cuatro cajones de hormigón de 5 metros de ancho por 2 metros de alto; se añadirán al ya existente de 4x2.

Los trabajos contemplan además el desvío de los servicios existentes (gas, luz, alcantarillado...). Una vez finalizada la obra se urbanizará la superficie, aunque el Ayuntamiento no quiso desvelar ayer si será en forma de zona peatonal, ajardinada o con una plaza.

La segunda fase, por su parte, corresponde a los 1.000 metros de tramo que hay entre la vía y el vial de Cavet. Allí se construirá un canal trapecial de 30 metros de ancho por 3 de altura. Las obras se iniciarán una vez finalizadas las expropiaciones de los terrenos afectados -por valor de cinco millones- y están condicionadas al desmantelamiento de la antigua del tren.

Comentarios
Multimedia Diari