Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La importancia de adoptar la dieta mediterránea como un estilo de vida

Crónica | El Campus Extens de la URV en Cambrils da el pistoletazo de salida al curso académico con una interesante charla, a cargo de Ruth Marquès y Nancy Babio, sobre cómo promover la salud para prevenir enfermedades

| Actualizado a 30 septiembre 2022 10:04
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

E l Campus Extens de la Universitat Rovira i Virgili en Cambrils vuelve con potentes conferencias y documentales sobre el estilo de vida, la cocina o el turismo. Ayer por la tarde, en el Centre Cultural se inauguró el nuevo curso a cargo de Josep Pallarès Marzal, rector de la universidad, y del alcalde del municipio, Oliver Klein, que pidió a la universidad que tenga en cuenta a Cambrils para acoger en el futuro algún grado universitario.

El curso arrancaba con la conferencia Decálogo de alimentación y estilo de vida saludable, una interesante charla que ofrecieron Ruth Marquès, responsable del área de Benestar i Salut de la Oficina de Compromís Social de la URV, y Nancy Babio, responsable de educación del grado en Nutrició Humana i Dietètica de la universidad. Un acto incluido en la quinta edición de la Biennal d’Art Gastronòmic de Cambrils que concienció a los asistentes de la importancia de adoptar la dieta mediterránea como un estilo de vida.

Marquès explicó que desde el área que dirige se había impulsado el Proyecto Alimentació Saludable i Sostenible (ASSURV) con el objetivo de promover la salud y prevenir enfermedades. «Queríamos saber en qué grado de salud estábamos en la URV y quisimos impulsar este proyecto para fomentar una buena alimentación y un estilo de vida saludable y sostenible entre las personas que estudian y trabajan en la universidad», apuntó. Uno de los primeros pasos fue analizar los menús que se ofrecen en los diferentes campus con el fin de introducir cambios que a la larga beneficiaran a los usuarios. También se hizo una encuesta y se impulsó el decálogo que expuso Babio en la charla.

«Una dieta mediterránea puede reducir un 30% el riesgo de sufrir un infarto de miocardio o accidentes cardiovasculares», aseguró la responsable, que añadió que el descanso también era fundamental para contribuir a este estilo de vida saludable. De hecho, durante la ponencia demostraron los ejercicios de estiramiento y respiración que debe hacer una persona cuando está mucho tiempo sentada.

El decálogo recoge que una dieta mediterránea debe incluir alimentos de origen vegetal –verduras, frutas, cereales, aceite de oliva virgen-; moderar el consumo de alimentos de origen animal –mejor pescado y carnes blancas y huevos que no carnes rojas y procesadas-; apostar por alimentos integrales; escoger productos de proximidad y de temporada; beber agua -del grifo es más sostenible- ; planificar mejor la compra para no tirar comida; evitar bebidas azucaradas, precocinados y ultraprocesados; reducir el sedentarismo; hacer deporte mínimo 30 minutos diarios y descansar de 7 a 9 horas.

Comentarios
Multimedia Diari