La Junta de dirección del CRT votará este viernes el cambio estatutario que rechaza Salou

Govern y Vila-seca a priori votarán a favor y Granados advierte que puede revocar la delegación de competencias fiscales
 

| Actualizado a 18 febrero 2022 06:48
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La junta extraordinaria del Centro Recreativo y Turístico (CRT) se reunirá este viernes y someterá a votación una modificación de los estatutos del órgano. El cambio ha levantado polvareda entre los municipios de Salou y Vila-seca. El alcalde de Salou, Pere Granados, ha asegurado que votará en contra porque cree que supondrá un cambio en la fiscalidad de los impuestos que recaudan los municipios y amenaza que revocará la delegación de las competencias fiscales. En la junta también se tiene que aprobar el informe de la secretaría del ente, el cual es el paso previo para la aprobación inicial del nuevo Plan Director Urbanístico (PDU) de Hard Rock. El documento se votará el próximo martes en la Comisión de Urbanismo del Camp de Tarragona.

Granados votará en contra la modificación de los estatutos del CRT en la junta extraordinaria convocada de forma urgente para este viernes y que se celebrará de forma telemática. El alcalde de Salou ha advertido que si se aprueban los cambios estatuarios, puesto que Vila-seca y el Gobierno serían partidarios, el consistorio revocará la delegación de las competencias fiscales. "Es un órgano de carácter voluntario; si bien no se abandonará este órgano, las competencias se podrían revocar, porque, como dice la ley, no es una entidad territorial; y entonces cada municipio recibiría aquellos ingresos que le corresponden, como territorio", ha remarcado.

A favor del informe

En cambio, el alcalde salouense ha afirmado que votará a favor del informe de la secretaría del CRT que tiene que permitir aprobar de forma inicial el nuevo PDU para salir adelante Hard Rock. "El PDU es una herramienta esencial para que los inversores puedan empezar a construir el proyecto de Hard Rock, y no podía sufrir más retrasos", ha subrayado. Granados confía que la Generalitat y Vila-seca voten a favor y que no haya más demoras en la tramitación del proyecto.

Con todo, ha vuelto a cargar contra el municipio de Vila-seca y, especialmente, contra el Gobierno. "Hemos perdido la confianza con la Generalitat porque habría tenido que tener un papel de dirección y de voto de calidad, ser mucho más imparcial y cumplir con los acuerdos tomados", en referencia a la modificación de los estatutos aprobados por los dos ayuntamientos en 2013.

Comentarios
Multimedia Diari