La Pineda invertirá 850.000 euros para renovar todos los servicios de su playa

El Ayuntamiento adjudica las pasarelas de madera y en pocos días hará lo mismo con las torres de vigilancia y las casetas de socorrismo

| Actualizado a 28 abril 2022 13:32
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El próximo verano, la playa de Vila-seca marcará un punto y aparte con la imagen que se tiene de este kilómetro de litoral.

El Ayuntamiento de Vila-seca ya adjudicó en octubre de 2021 la concesión de los chiringuitos de playa, que este verano cambiarán su aspecto físico aprovechando una renovación integral del servicio. Estos siete nuevos locales se distribuirán por toda la playa y el pasado lunes 4 de abril, se ratificó la concesión a los propietarios tras coumplimentar todos los trámites y abonar la cuota del primer año de concesión.

La renovación de los chiringuitos es el primer capítulo de esta metamorfosis del litoral de Vila-seca. El siguiente paso fue la adjudicación de los trabajos para dotar de servicios estos siete chiringuitos y seguidamente se sacó a concurso el cambio de pasarelas, torres de vigilancia, casetas de socorrismo, club infantil y módulo de elementos deportivos.

Las 11 pasarelas que se colocarán en la arena para facilitar el acceso a la playa a las personas com movilidad reducida ya están adjudicadas por un valor de 48.400 euros.

Y estos próximos días se adjudicará el resto de servicios pendientes en la playa. Fuentes del Ayuntamiento explican que el concurso que se abrió para estos lotes quedó desierto por varios factores, uno de ellos el incremento de la inflación y la dificultad de las empresas candidatas a poder asumir esta actuación, que roza los 800.000 euros.

Ante esta situación, el consistorio hizo un procedimiento negociado con varias empresas y dos de ellas están en la terna para adjudicarse este contrato. Las mismas fuentes explican que las dos empresas finalistas se conocieron la semana pasada y es cuestión de días de que una de ellas se quede con este paquete de actuaciones.

Los 800.000 euros de inversión (IVA incluido) consisten en instalar dos casetas de socorrismo y un módulo que haga de almacén. La caseta principal se ubicará en la zona del Pinar del Perruquet (en el mismo emplazamiento que ocupa la actual) y la segunda en la playa del Racó. El almacén vinculado es para guardar material de la empresa que tiene la concesión de la vigilancia y el socorrismo.

La playa tendrá cuatro torres de vigilancia repartidas por todo el kilómetro de litoral. Seran nuevas y permitirán un control visual de todo el litoral para actuar en caso de emergencia.

Las otras dos nuevas construccuiones serán un club infantil y una caseta de deportes con almacén para actividades lúdicas a pie de playa.

El diseño de estos servicios públicos tendrá similitud con los siete chiringuitos de playa que pod´rian estar montados a principios de junio, cuando se dará el pistoletazo de salida a la temporada. Cabe recordar que en 2021 el servicio de vigilancia y socorrismo en La Pineda empezó el 1 de junio, tres semanas antes de lo que se hacía por tradición, que era entorno a la festividad de Sant Joan.

El cambio de diseño de los servicios públicos y privados no será la última gran transformación de la playa de La Pineda, que en los próximos años debe aumentar su anchura con la desurbanización de un tramo de paseo. Esta obra de gran envergadura (apoyada con fondos europeos) no afectará a la inversión pública y privada de los servicios que se estrenan esta temporada.

Comentarios
Multimedia Diari