Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Las 33 torres eléctricas que dividen zonas urbanas de Roda de Berà y Creixell desaparecerán

La Generalitat da luz verde a la nueva línea que irá paralela a la AP-7. La inversión es de más de 2 millones y la compañía afirma que cuando tenga todos los permisos empezará la obra

| Actualizado a 26 mayo 2022 14:55
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Las 33 torres eléctricas que discurren desde la frontera del término municipal de Roda de Berà con El Vendrell y terminan a pocos metros de la urbanización Poblamar, de La Pobla de Montornés, tienen los días contados. Se trata de un tramo de 5,8 kilómetros de línea eléctrica de 110kV (kilovoltios) que en su recorrido pasa por las urbanizaciones Barà Mar de Roda o La Coma en Creixell, dos zonas residenciales qu4e nacieron más tarde que la línea y que desde hace décadas comparten vecindario.

El anteproyecto inicial de traslado de la línea se activó hace 8 años, pero fue retocado y modificado dos años después, recolocando las nuevas torres proyectadas en terrenos más próximos a la autopista para alejar la línea el máximo posible de las zonas residenciales.

Las quejas y peticiones vecinales (secundadas muchas veces por los propios Ayuntamientos) de sacar las torres de las calles de las urbanizaciones son mucho más antiguas, pero la activación del cambio de recorrido empezó en 2014 y aún así se retocó en 2016.

Durante estos ocho años, el anteproyecto se convirtió en proyecto y recabó informes de diferentes departamentos, ya fueran del Estado como de la Generalitat. El último, del Departament d’Acció Climàtica, se conocía el pasado 21 de abril. La resolución expone que tiene desde 2010 el certificado de declaración de impacto ambiental y ahora se añade que «se declara la utilidad pública de la instalación eléctrica que se autoriza».

El recorrido de la nueva línea es la continuación de un cambio de recorrido similar (sacar torres de zonas residenciales) que se llevó a cabo en El Vendrell y Calafell en 2019. Y antes en el trazado que discurre por la provincia de Barcelona.

La empresa ha pedido una prórroga de la licencia de obras tras caducar el plazo inicial

El nuevo tramo de línea es de 6,4 kilómetros y necesitará 26 torres nuevas, más estrechas y que ocupan menos espacio físico. Las ocupaciones de los terrenos y los acuerdos con los propietarios ya están activados. La inversión que desembolsará la empresa Edistribución Redes Digitales es de 2,032 millones de euros. La compañía afirma que el proyecto está preparado y que los plazos de ejecución dependen ce que tengan todos los permisos y autorizaciones pertinentes, sin poder especificar fecha.

En cuanto a plazos, la compañía ha pedido una prórroga de la licencia de obras tanto en Creixell como en Roda de Berà (los dos municipios donde pasa la mayor parte de la línea de 110 kV) y los dos consistorios han aceptado. El tiempo extra llega a finales de verano, informan ambos municipios. La compañía no descarta pero pedir otra si no tiene todo los permisos en este tiempo.

Los alcaldes Pere Virgili (Roda) y Jordi Llopart (Creixell) esperan con ganas el inicio de las obras de la nueva línea y el desmontaje de las torres actuales, incluidas en el mismo proyecto. Una vez fuera, se planteará como reordenar este trazado que tantas quejas acumula.

Comentarios
Multimedia Diari