Músicos de Vila-seca crean su propia asociación para promoverse

La Associació de Músics de Vila-seca (AMV) organizará conciertos, conferencias, cursos, concursos de creacióno ediciones de discos

| Actualizado a 20 mayo 2017 21:42
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La música alternativa, más underground, está en plena efervescencia en Vila-seca. La localidad está viviendo un auge de bandas rock, punk, fusión o DJs. La creatividad se nota en la calle. Para darse aún más a conocer y seguir creciendo, un grupo de músicos locales ha impulsado la Associació de Músics de Vila-seca (AMV). Se acaba de constituir oficialmente y cuenta con quince socios. Su presidente es Carlos Ramírez, guitarra solista de los rockeros The Eyeballs.

«En Vila-seca hay un movimiento musical bastante numeroso, con gente joven inquieta que desarrolla su creatividad en bandas de todos los colores, sobre todo de la escena rock: El artriste, Tercer Traste, Ke Pank Ke Punk, The Eyballs...», explica Ramírez.

«Hay muchos artistas con proyectos e ideas –continúa Ramírez–, el problema es que cada uno trata de hacer la guerra por su cuenta y así es más difícil que se nos abran puertas. Con esta asociación tratamos de fomentar la asociación colectiva de músicos para ser más dinámicos y eficientes en nuestras aspiraciones».

La AMV asegura que promoverá distintos eventos, como conciertos, intercambios culturales, concursos de creación, conferencias, mesas redondas, cursos o incluso ediciones discográficas. «Nuestra intención es potenciar la música de cualquier género y, a través de ella, promover valores culturales, sociales y educativos», explica Ramírez.

 

Interlocutor con entidades

La asociación también pretende actuar como interlocutor entre los grupos y las entidades públicas o privadas. «Queremos impulsar una relación estrecha con las entidades para poder formar parte de la cultura activa del municipio y que se nos tenga más en cuenta», apunta el presidente de la AMV.

Convocará regularmente reuniones y asambleas para que sus miembros presenten sus propuestas y puedan participar en la planificación de actividades musicales anuales.

Para ser socios de la AMV, los grupos están obligados a tener al menos un residente en Vila-seca. Además, todos los miembros de la banda deberán darse de alta en la asociación. La cuota anual para formar parte es de quince euros al año.

Comentarios
Multimedia Diari