Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Torredembarra, banco de pruebas de las dunas

24 estudiantes de Países Bajos analizan cómo se comporta el ecostistema de dunas en la playa de la Paella

| Actualizado a 16 noviembre 2022 19:55
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Sabía que en la playa de la Paella de Torredembarra hay tres campos de dunas completamente diferenciados y pegados el uno con el otro? Si su respuesta es ‘no’, siga leyendo y conocerá una nueva maravilla de nuestra Madre, la Naturaleza.

Efectivamente, en un extremo de la playa, junto al puerto deportivo, existen tres campos dunares que, a priori y sin ser conocedor de este dato, no se distinguen entre sí. Yo, al menos, no sería capaz de hacerlo. Otros, como los 24 estudiantes del International School de la Haya que estuvieron analizándolas hasta ayer, sí.

Primero hicieron un estudio minucioso del ecostistema dunar artificial que se creó en 2012 con una aportación de arena extraida del puerto y la plantación de especies de viveros y de Els Muntanyans. Después analizaron el segundo, que tiene como particularidad que es, según explicó el técnico de GEPEC, Xavier Pedro, un proyecto pionero a nivel mundial. Este espacio se formó en 2015 con correhuela, una planta marina que llega a las playas con los temporales y que «normalmente se retira, pero aquí se decidió experimentar para ver cómo actuaba en las dunas». Finalmente, se centraron en un tercer campo dunar, completamente natural y «formado con el simple hecho de cerrar el paso a la gente».

Una «oportunidad fantástica»

El poder estudiar el comportamiento de las dunas aquí, en Torredembarra, es una «oportunidad fantástica». Son palabras de Simon Brooks, el director del International School de la Haya, quien celebró el poder aprovechar las buenas temperaturas de ahora: «¡Pensad que ahora mismo en Holanda está lloviendo!», clamó, y aseguró que «el que nuestros estudiantes puedan hacer este trabajo al aire libre en noviembre es increible. Esperamos poder repetir la experiencia el año que viene y por muchos más».

Finalmente, Brooks explicó que los 24 estudiantes del centro holandés son alumnos de Geografía que se están sacando el IB International Baccalaureate Certificate y deben hacer un proyecto «que básicamente consiste en el estudio de las dunas». «Hemos utilizado esta fantástica oportunidad para que conozcan todas aquellas plantas cuyo hábitat natural está frente la playa. Además, pueden ver cómo influyen en su crecimiento elementos como la velocidad del viento, el PH, o la acidez del terreno», puntualizó.

Comentarios
Multimedia Diari