Un conductor de autobús escolar, positivo en 'maría' en Torredembarra

El denunciado es vecino de La Riera de Gaià y tiene 34 años. En el test de drogas dio positivo en THC (Tetrahidrocannabinol), es el principal constituyente psicoactivo del cannabis. La empresa aportó un segundo conductor para poder continuar la ruta

| Actualizado a 27 enero 2022 13:11
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

La Policía Local sometió al profesional, un hombre de 34 años y vecino de La Riera de Gaià, en el marco de una campaña de seguridad.

La Policía Local de Torredembarra ha denunciado al conductor de un autobús de transporte escolar por dar positivo en un control de drogas. Los hechos ocurrían el miércoles poco antes del inicio de las clases. El profesional denunciado es  un vecino de La Riera de Gaià de 34 años de edad, según ha podido saber el rotativo por fuentes conocedoras del caso.

La patrulla de la Policía Local, que lleva a cabo esta campaña promovida por el Servei Català de Trànsit para comprobar la seguridad en el transporte de menores y viajeros, estaba en las puertas del Institut Ramon de la Torre para efectuar la inspección del vehículo público. Primero dejó que los alumnos entraran en el centro y posteriormente, empezó el ‘trabajo’.

Una vez el autobús de transporte escolar estaba vacío de viajeros, los agentes empezaron la inspección (cinturones, ventanas de emergencia, salidas... ) y, posteriormente, se procedió a comprobar los datos del conductor y se le sometió a un control de alcoholemia y a un test de detección de drogas. En el primero dio negativo.

Pero en el test de drogas dio un resultado positivo, concretamente en THC (Tetrahidrocannabinol), que es el principal constituyente psicoactivo del cannabis.

La Policía Local activó el protocolo establecido en estos casos de un positivo en el test de drogas, solicitando a la empresa que gestiona el transporte escolar en la ciudad la presencia de un conductor sustituto para hacerse cargo del autobús. Una vez se personó el conductor suplente, el vehículo pudo proseguir su ruta establecida.

La campaña sigue activa

En lo que queda de la semana continuarán los controles del transporte escolar, realizando comprobaciones tanto administrativas del vehículo y de la empresa, como de los conductores. Por parte de la Policía Local,  continuará con la ofensiva hacia el transporte escolar, realizando comprobaciones tanto administrativas del vehículo como la empresa así como los conductores para garantizar la seguridad de los viajeros.

Hasta el domingo 30 de enero, desde el Servei Català de Trànsit (SCT) se coordina con Mossos d'Esquadra, Policías Locales y Vigilantes Municipales una campaña intensiva de controles de transporte escolar, de menores y viajeros, tanto en zona interurbana como en zona urbana.

Coincidiendo con la reanudación de la escuela después de las vacaciones de Navidad y, por lo tanto, con más movilidad de este tipo de transportes, los agentes vigilan sobre todo las condiciones administrativas, del servicio y de los vehículos.

Entre otros aspectos, controlarán si disponen de una autorización administrativa específica para realizar el servicio; el uso de los sistemas de seguridad pasiva, como el cinturón de seguridad o los sistemas de retención infantil; o el cumplimiento de las paradas o itinerarios fijados.

Estas inspecciones tienen como objetivo garantizar y aumentar la seguridad viaria de los desplazamientos col•lectivos que se hacen con autocares.

En la última campaña de control de transporte escolar, menores y de viajeros, el junio de 2021, en una semana, se sancionaron 82 vehículos de los 571 controlados. La mayoría de autocares y autobuses denunciados fueron por las condiciones del vehículo y para incumplir las condiciones administrativas.

El 90% de los accidentes del transporte escolar son al subir o bajar del autobús. Suelen ser atropellos por descuido del menor, el conductor o los padres. Algunos consejos básicos son:

  • Extremar la precaución en la hora de subir y bajar del vehículo por no sufrir ningún accidente.
  • Ir sentados correctamente durante toda la ruta y procurar no levantarse hasta que el autocar no esté completamente parado.
El cinturón de seguridad también se tiene que llevar abrochado en aquellos autobuses y autocares que llevan. El uso de este elemento de seguridad pasiva reduce el riesgo de morir en un 75% y el hecho de no utilizarlo multiplica por 25 el riesgo de sufrir lesiones graves o mortales en caso de vuelco o giro brusco. Según la normativa de tráfico, todos los autocares matriculados a partir de octubre de 2007 tienen que llevar.

Comentarios
Multimedia Diari