Un derribo que debe ser revulsivo para la colonia ferroviaria de Sant Vicenç de Calders

Adif y Ayuntamiento negocian intervenciones en el barrio 

| Actualizado a 10 enero 2022 17:57
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Noticias relacionadas:

- El derribo de los corrales para evitar un punto conflictivo

-  Una reclamación histórica

- Protección, pero también dignificación

- Un patrimonio único

 

El derribo del antiguo taller de electrificación del barrio ferroviario de Sant Vicenç de Calders debería ser el punto de inicio de la mejora de todo el ámbito, ahora degradado y para el que vecinos y usuarios del tren reclaman mejoras.

Aunque se planteó que el solar que ha quedado libre pudiese destinarse a aparcamiento para ampliar las escasas plazas de la estación, esa posibilidad está descartada porque tanto el gestor ferroviario Adif como Renfe tienen proyectos para el terreno.

Sin embargo es necesario ganar aparcamiento en la zona del núcleo ferroviario ya que ahora son mínimas en la estación pese a la gran cantidad de usuarios. Un terreno calificado como zona verde, justo encima del solar que ha quedado libre, se usa de aparcamiento.


Ayuntamiento y Adif, propietaria de todo el ámbito de la colonia, mantienen negociaciones para las intervenciones que deben hacerse. Una prioridad es el aparcamiento. Y más si la estación de Sant Vicenç  pretende ser un punto de transición del uso del vehículo privado al tren especialmente para los desplazamientos con Barcelona.

Disuasoria

Que Sant Vicenç de Calders sea una estación disuasoria en Cercanías pasa por ganar aparcamiento. Ya se ha planteado en una revisión del Plan General que el terreno calificado de zona verde, pero que se utiliza de aparcamiento, pase a ser urbanísticamente para este uso y ganar área verde en otra zona del ámbito.

En 2018 Adif se mostró dispuesta a ceder al Ayuntamiento terreno junto a la estación para que fuesen aparcamiento. Se planteó una cesión demanial (para uso privativo y temporal) por la que Adif mantendría la titularidad. El Ayuntamiento sería el encargado de acondicionar el terreno como aparcamiento. 

El derribo del edificio de electrificación y de los corrales que había junto a los pabellones de viviendas ha permitido eliminar puntos negros de inseguridad además de ser un riesgo de incendios y de  desprendimientos por el estado en el que estaba el antiguo taller, que sufría aluminosis.

Tras la retirada de los cascotes en el solar, el Ayuntamiento dice que «seguirá trabajando y manteniendo reuniones con el gestor ferroviario para coordinar otras tareas de mantenimiento y mejora de la zona».

Vivero de empresas

El alcalde Kenneth Martínez señala que además de ganar aparcamiento, sobre la mesa hay otros objetivos como la mejora del barrio y sus servicios, habilitar un vivero de empresas y crear un nuevo acceso a la zona ya ahora sólo está la del puente de Coma-ruga.

En la colonia reclaman que sea catalogada Bien Cultural de Interés Local (BCIL) ya que es el único núcleo que queda como muestra de un asentamiento para trabajadores de la vía férrea. La colonia tiene más de un siglo.

Además de los pabellones de viviendas contaba con escuela, iglesia, un par de bares y colmado. Llegaron a residir más de 300 personas que crearon su grupo de teatro y en los terrenos anexos se cuidaban huertas.  Entonces la colonia quedaba alejada de El Vendrell.

Plan General

El Ayuntamiento aprobó seguir los trámites para esa declaración, pero advirtió que debe ser algo más que una protección arquitectónica. «Debe pasar por una modificación del Plan General», señala.

La colonia ferroviaria necesita una intervención para evitar convertirse en un punto conflictivo pero además, potenciar su ubicación junto a uno de los principales núcleos ferroviarios de Catalunya.

Las propuestas que negocia el Ayuntamiento con Adif pasan por, además del aparcamiento, crear una especie de vivero de empresas aprovechando las buenas comunicaciones. Además se contempla habilitar un nuevo acceso para evitar que el actual puente sea un cuello de botella.

Servicios

El nuevo acceso también quedaría frente a la colonia ferroviaria, pero en dirección a Calafell. El Ayuntamiento descarta una propuesta faraónica de hace años de construir un  gran puente que pase sobre las vías y la catenaria ya que tendría un gran impacto visual.

Además de ganar aparcamiento, el vivero de empresas y un nuevo acceso, otra imperiosa necesidad es la mejora del barrio para arreglar las calles y dotarlo de los servicios necesarios. Todo el conjunto, donde hay varios pabellones de viviendas es del gestor de infraestructuras ferroviarias Adif, que es quien debe realizar las obras.

Comentarios
Multimedia Diari