Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Vila-seca activa la tercera fase para suprimir más barreras arquitectónicas

El Ayuntamiento licita las obras por valor de 300.374 € y la finalidad es mejorar 22 pasos de peatones de los tres núcleos de población

| Actualizado a 28 junio 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Ayuntamiento de Vila-seca ha activado una tercera fase de supresión de barreras arquitectónicas para mejorar la movilidad peatonal en sus tres núcleos de población: Vila-seca, La Pineda y La Plana.

Durante este mes de junio, el consistorio ha sacado a licitación este proyecto valorado en poco más de 300.000 euros y se prevé adjudicar las obras durante el verano y poder iniciar los trabajos a partir de otoño, todavía sin fecha concreta. Fuentes municipales admiten que el objetivo es que esta supresión de barreras arquitectónicas estuviera finalizada en enero de 2023.

Las obras, tal y como reza la memoria valorada del proyecto, se centran en la mejora de 22 pasos de peatones que están distribuidos por los tres núcleos: diez en Vila-seca, 5 en La Pineda y 7 en el barrio de La Plana.

El estudio que se llevó a cabo en 2020 (y que la pandemia ha demorado su tramitación hasta ahora) señala que se han detectado en diferentes calles de la ciudad una serie de «incumplimientos de accesibilidad». Y para que se ajuste a la legislación vigente, se deben ejecutar una serie de mejoras en los pasos de viandantes especificados en el informe técnico.

Este documento ya contempla el derribo de los pavimentos de los pasos actuales y el cambio por otro mucho más apto para la movilidad de las personas con dificultades. De hecho, los materiales que se deben colocar tienen en cuenta la movilidad de las personas ciegas y la necesidad de que las rampas sean antideslizantes para evitar un resbalón, por ejemplo, al centro de la calle.

Desde 2017

La licitación de esta nueva fase de supresión de barreras arquitectónicas tiene su origen en 2017 y su continuidad en 2018 y 19. En cada ejercicio, el consistorio ha ido dotando de partidas presupuestarias para mejorar la movilidad en los tres núcleos urbanos. Pero estas fases de mejora urbanística tienen un prólogo que se remonta a la primera década de este siglo. El Ayuntamiento apostó por la supresión de barreras en los edificios públicos y luego mejoró los accesos al centro histórico y al reformado centro de alta resolución (CAR) de la ciudad.

La Fundación ONCE, en septiembre de 2009, visitó la ciudad para aplaudir la iniciativa municipal en la supresión de barreras arquitectónicas. Calificó de excelente la remodelación de la plaza de L’Església de Vila-seca por esta razón.

Comentarios
Multimedia Diari