Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Vila-seca se da cuatro años más para definir el futuro del Mercat Municipal

Paradistas y clientes reclaman revitalizar el espacio para que se implanten nuevos negocios. Actualmente quedan tres

| Actualizado a 23 septiembre 2022 14:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Mercat Municipal de Vila-seca continúa esperando el cambio de cara prometido. En noviembre acaban la concesión los tres únicos paradistas que continúan abiertos y ya se ha puesto en marcha un nuevo proceso de licitación para cuatro años más. Mientras, el Ayuntamiento está esperando los resultados de un estudio externo que ha encargado para evaluar diferentes alternativas para darle una nueva vida a este equipamiento del barrio del Colomí.

El mercado abrió puertas hace 35 años, en 1987, y a lo largo de este tiempo ha sufrido diferentes modificaciones y mejoras. Sin embargo, no ha sabido adaptarse a los cambios de hábitos de compra de la ciudadanía en los últimos tiempos y poco a poco ha ido perdiendo peso dentro del tejido comercial de Vila-seca. En la última concesión, que se hizo en 2018, se perdieron tres de las siete paradas que se mantenían abiertas y otra bajó la persiana por jubilación hace unos años. Ahora, los tres negocios que quedan han expresado al Diari su intención de continuar, al mismo tiempo que confían en que se pongan facilidades para que aterricen nuevas empresas que revitalicen el espacio.

«Lo que se necesitan son más paradas. Que por lo menos haya una frutería, una parada de embutidos... que el cliente venga y pueda encontrar todos los productos frescos», apunta Rodolfo Rodrigo, de la pescadería Vila-seca Mar. En esta línea, Marina Civit, que tiene la parada de pesca salada Saladitos, cree que «se necesita revitalizar todo el espacio. La gente aún viene porque nos conocen y saben que vendemos producto de calidad, pero vendría más si pudieran encontrar más paradas y más productos de otro tipo». «Lo que está claro es que hay que hacer algo», dice.

De la misma forma se expresa Nanda Boscate, de la carnicería Nanda, que recuerda que «antes venían los autobuses con turistas de La Pineda y entraban, pero ahora ven lo que hay y pasan de largo». Asimismo, cuenta que «nosotros intentaremos que el mercado siga, pero cada vez somos menos y viene menos gente. Por mucho que cuides tu parada, no luce igual si todo alrededor está cerrado».

Entre la clientela, la sensación es que el mercado se está muriendo. «Da un poco de pena, pero si han cerrado tantas paradas será porque no funcionaban. Estaría bien que por lo menos las que quedan las agruparan», apunta Imma Graset. «Es una lástima. Antes tenías que venir aquí a comprar, pero ahora todo el mundo se va a a las grandes superficies. Cada vez se ve menos gente en el mercado», lamenta Manuel Sánchez.

La concesión de las tres paradas que quedan acaba en noviembre, pero su intención es continuar

Desde el Ayuntamiento de Vila-seca esperan poder disponer pronto del estudio que determinará las propuestas que se podrían llevar a cabo. «No queremos que se cierre el Mercat Municipal y que quede allí una instalación inservible y que se degrade. El Ayuntamiento invertirá lo que haga falta para que siga dando servicio a la ciudadanía», afirma el concejal de Serveis Generals, Josep Toquero. En este sentido, no cierra la puerta a ninguna posibilidad y manifiesta que «de aquí a cuatro años puede ser que transformemos el mercado en uno nuevo y diferente conceptualmente». «Se trata de llevar a cabo un cambio que suponga introducir una visión de futuro», añade.

¿Instalar un supermercado?

En 2005, una cadena de supermercados ya se interesó por instalarse en un espacio del mercado, pero finalmente optó por ubicar una superficie mayor con una nave a las afueras de la localidad. Ahora, desde el consistorio lo ven como una de las posibilidades para revitalizar el espacio y atraer mayor volumen de compradores potenciales. «Es una combinación que en otros mercados se ha demostrado que funciona», apunta Toquero. Entre los paradistas, la opinión al respecto es dispar, ya que hay quien considera que sería beneficioso, pero quien cree que «si queremos competir con las grandes superficies, meter una aquí no sería de gran ayuda».

Por el momento, el concurso que se ha puesto ahora en marcha incluye únicamente las tres paradas que siguen activas. Aun así, desde el consistorio no descartan llevar a cabo una reforma del resto de espacios y poner en marcha una segunda licitación si se detecta que hay interés en instalarse por parte de otros empresarios.

Comentarios
Multimedia Diari