Cultura Entrevista

Alka Joshi: «Creo en el derecho de todas las mujeres del mundo a decidir su futuro»

La artista de henna es la historia de una mujer que quiere cumplir sus sueños en una sociedad anclada en la tradición, que mira hacia la modernidad en la India de 1950.

Laura Russo

Whatsapp
La escritora Alka Joshi, autora de La artista de Henna, de Maeva Ediciones.

La escritora Alka Joshi, autora de La artista de Henna, de Maeva Ediciones.

Con tan solo diecisiete años, Lakshmi escapa de un marido abusivo y se dirige a la vibrante ciudad de Jaipur, donde se convierte en la artista de henna más solicitada y en la confidente de las mujeres de las castas superiores.Las clientas creen que la henna de Lakshmi tiene el poder de seducir a sus esposos e incluso de concebir un hijo. Cuando su marido descubre su paradero y aparece con una joven, Radha, a la que presenta como la hermana pequeña de Lakshmi, el velo de discreción que ha tejido cuidadosamente se ve amenazado. Es la historia de La artista de henna, de Alka Joshi, publicada por Maeva Ediciones. Un relato en el que Joshi abre las puertas a los aromas y las texturas de un mundo fascinante, en la India de 1955.

Nos gustaría que nos contara su trayectoria y lo que le llevó a escribir 'La artista de henna', incluida la inspiración para el mismo. ¿Qué fue lo que realmente le impulsó a escribir y a convertirte en autora?
Nunca tuve la intención de convertirme en escritora. Mi sueño era dibujar. Al final, acabé en la publicidad, donde me contrataron como redactora publicitaria en lugar de directora artística. Para mi sorpresa, me encantaba crear pequeñas historias para la televisión y la radio. Mi marido no dejaba de decir que tenía talento para escribir historias más largas, pero no le hice caso. Entonces, en 2008, cuando la recesión económica afectó a los proyectos de mi agencia de publicidad y marketing, decidí matricularme en un máster intensivo de dos años en Escritura Creativa. Al mismo tiempo, hice cinco viajes con mi madre a Jaipur, donde mi hermano había comprado un apartamento (en su día vivimos en Jaipur, y la mayor parte de nuestra familia extensa sigue viviendo allí). Durante esas visitas, compartió con nosotros su infancia, su maternidad y los detalles de su matrimonio concertado con mi padre ingeniero en 1955. Me di cuenta de que ella, que había sido criada de forma tan convencional, me había permitido tomar mis propias decisiones sobre el matrimonio, la carrera y la familia. Me llené de gratitud por la extraordinaria vida que he podido vivir. Así que creé un personaje de ficción que renuncia a su matrimonio para seguir su propia vida independiente en una época en la que la India está forjando su propio camino como nación recientemente independizada. Así nació Lakshmi, la artista de la henna.

Estuvo investigando durante varios para poder escribir 'La artista de henna', ¿se modificó en algún momento la línea argumental, con la que había comenzado, durante este periodo?
La historia de una mujer que lucha por encontrar su capacidad de acción dentro de los límites de su cultura se mantuvo constante a lo largo de los diez años que me llevó escribir La artista de henna. Los principales cambios fueron el orden de los acontecimientos, la profundización en la vida de los personajes, la mayor relevancia de las escenas clave y la incorporación de las tradiciones culturales indias -como la henna y los remedios herbales- al argumento principal.

Mi madre, que había sido criada de forma tan convencional, me había permitido tomar mis propias decisiones sobre el matrimonio, la carrera y la familia.

Al tratarse de una novela de ficción histórica, ¿qué implicó au investigación para escribir esta novela? ¿Cuántos viajes a la India realizó para llevar a cabo la investigación?
Como no había vivido en la India desde los nueve años, era importante para mí retratar los detalles de la época con precisión. Mi investigación tiene tres vertientes: leer libros, ver películas y documentales y entrevistar a personas que vivieron en el periodo sobre el que escribo. Para entender las actitudes que imperaban en la década de 1950 sobre la casta, el color y la clase, entrevisté a mi madre y mi padre y a amigos que vivieron esa época. Durante mis cinco viajes a Jaipur, hablé con comerciantes, maharanís, directores de escuela y curanderos ayurvédicos. Vi películas indias de los años 1950 y leí novelas de época de autores indios, así como textos históricos que ofrecían un relato más completo de los estragos que los británicos causaron en las industrias indias durante la colonización. Tampoco fue difícil encontrar remedios a base de hierbas para la anticoncepción: hay mucha información bien documentada disponible en diferentes culturas y épocas.

Cuando empezó a escribir 'La artista de henna', ¿cuál era su objetivo? ¿Qué quería evocar en sus lectores?
Mi objetivo inicial era crear una vida alternativa para mi madre en la que pudiera experimentar la libertad que me había concedido a mí. Eso evolucionó hasta convertirse en una narración mucho más amplia sobre las muchas mujeres que aparecen en la historia, cada una de las cuales lucha por tener autonomía en su vida. Tras varios años de investigación y revisión, me di cuenta de que la historia se había convertido también en una declaración de amor a la India, un homenaje a la belleza de sus antiguas tradiciones y a la resistencia de su pueblo frente a la colonización. Gran parte de la historia de la India ha sido escrita desde la perspectiva de los extranjeros. Quería que el mundo apreciara todo lo que la India ha aportado a la cultura, la cocina, los tejidos, las artes, las hierbas y las tradiciones espirituales del mundo, porque hasta que no vemos una cultura desde múltiples perspectivas, la historia no está completa.

Quería que el mundo apreciara todo lo que la India ha aportado a la cultura, la cocina, los tejidos, las artes, las hierbas y las tradiciones espirituales.

Los personajes principales, Lakshmi y Radha, tienen una historia muy bien desarrollada. ¿Planificó desde el principio su trayectoria o se fue desarrollando a medida que avanzaba la historia?
La relación entre las hermanas se desarrolla a medida que avanza la historia. Lakshmi y Radha están en los extremos opuestos del espectro femenino. Al igual que Radha, cuando somos niñas de 13 años tenemos mucha alegría, confianza natural en nosotras mismas y mucha imaginación; creemos que podemos hacer cualquier cosa. Solo cuando maduramos y se nos dice constantemente cómo hacernos más aceptables para la sociedad, empezamos a dudar de nosotras mismas y nos volvemos demasiado cautelosas: no seas demasiado franca o ambiciosa, no te vistas demasiado atrevida, suaviza tu tono y sé más femenina. Estos son los principios que Lakshmi ha aprendido a seguir (las 25 reglas que intenta enseñar a Radha) para sobrevivir. Las enseñanzas de Lakshmi enfurecen y confunden a Radha, que se pregunta ¿Por qué no estoy bien tal y como soy? ¿Por qué no es suficiente? Me encantó explorar este conflicto entre las hermanas, ya que muchas de nosotras lo experimentamos.

¿Tenía la intención de que una niña india de 13 años fuera tan sincera? ¿Cómo es ser adolescente o una mujer joven en la cultura india? A una edad tan joven, Radha ha soportado más de lo que le correspondería a una niña de esa edad ¿Fue una decisión consciente la de crearla tan pequeña?
Me costó decidir la edad de Radha, que oscilaba entre los 12 y los 16 años. Al final decidí que tuviera 13 años, cuando habría empezado a menstruar y podría quedarse embarazada. También es lo suficientemente mayor para que los demás se den cuenta de que su cuerpo está cambiando. La creé como una joven que ha tenido que criarse a sí misma, sin la participación de sus padres, que tenían sus propias razones para retener ese amor. En consecuencia, Radha tiene la inocencia infantil de una niña, pero la conciencia de sí misma de una mujer joven. La distancia entre esos dos extremos da pie a un sinfín de conflictos con Lakshmi.

¿Cómo ha sido conseguir entender realmente lo que es la vida para una mujer que crece en la India, ya que se fue a una edad tan temprana? ¿Cómo ha conseguido retratar tan bien la sociedad india y la condición de las mujeres en esa cultura desde la distancia?
Hablando con muchas mujeres indias, observando la diferencia entre sus acciones y sus palabras, haciendo preguntas. Empecé mi vida como artista, aprendiendo a observar detalles minúsculos mientras ponía la pluma en el papel. Así es como experimento el mundo: mediante la observación, la vigilancia y la escucha.

¿Qué resonancia dejarán las luchas de Lakshmi en las mujeres indias de hoy en día?
Todos los días oigo de lectoras de todo el mundo -tanto de Oriente como de Occidente- lo mucho que les impactan los personajes, que han vivido las vidas de las mujeres de las novelas y han sentido las emociones que sienten los personajes. Los indios, pakistaníes y bangladesíes me dicen que se sienten orgullosos de la forma en que retrato sus ricas culturas en mis novelas. Los lectores de fuera de Asia meridional me dicen que han aprendido mucho más sobre la historia de la India y su gente de lo que sabían anteriormente. Eso me llena el corazón porque siento que he logrado mucho más que contar una historia.

Así es como experimento el mundo: mediante la observación, la vigilancia y la escucha.

La ciudad rosa, Jaipur, en su glorioso aspecto, desempeña un papel muy importante en la historia, ¿qué importancia tuvo el hecho de que la historia se desarrollara en Jaipur?
Jaipur es la ciudad que mejor conozco. Vivimos allí cuando con mi familia antes de emigrar a Estados Unidos. Es la capital de Rajastán y el hogar de las familias reales. Muchos de sus palacios y fuertes, jardines y museos rinden homenaje a su larga historia. Nuestra familia también vivió en otras tres ciudades del estado de Rajastán, así como en la ciudad de Chandigarh, en el Punjab. El núcleo de mi ADN se creó en esa parte del mundo, y vibra con sus colores, fragancias y su cocina hasta el día de hoy. La mayor parte de mi familia sigue viviendo en Jaipur.

Leer la novela también es toda una experiencia sensorial, los olores, los colores, la comida que acompañan la historia de Lakshmi ayudan al lector a entender mejor la ambientación y la cultura indias. ¿Cómo ha plasmado esa parte sensorial en las páginas de su novela?
Es importante que mis lectores se sumerjan en el escenario de la novela. Durante unas horas, quiero que se pierdan en mi mundo. Cuando se adentran en mis libros, también pisan las polvorientas calles de Jaipur, se mezclan con los coloridos vendedores de los bazares y toman té con la elegante Maharaní. Como empecé mi vida como artista (introvertida), aprendí a observar con detalle mi entorno. Al fin y al cabo, no se puede dibujar una hoja sin fijarse en cada una de sus vetas, en los cambios de tonalidad desde la punta hasta el lugar donde se une a la rama, en si los bordes son irregulares o rectos. Del mismo modo, aprendí a observar a las personas: la forma en que interactúan entre sí, lo que dicen, lo que me puedo imaginar que piensan y lo que no dicen. También presté atención a si había un zumbido en el aire o el canto de un gallo, si podía oler la hierba recién cortada o el olor de un plátano demasiado maduro, si hacía mucho calor o si la brisa me ponía la piel de gallina. Es esa información sensorial y mi capacidad para transformarla en palabras lo que produce mi esencia literaria.

No se puede dibujar una hoja sin fijarse en cada una de sus vetas. Del mismo modo, aprendí a observar a las personas.

¿Qué fue lo más difícil a la hora de escribir?
Para mí, la escena más difícil fue aquella en la que Lakshmi y Samir duermen juntos. Nunca había escrito una escena de sexo, y me intimidaba escribir algo tan íntimo y que se pudiera etiquetar mi novela como un romance. Estaba escribiendo ficción histórica, no un romance. Pero mi profesor de escritura y mis compañeros me animaron a intentarlo. Una vez que lo hice, descubrí que no era tan difícil como había pensado, y dio lugar a un cambio muy interesante en el personaje de Lakshmi. Ahora me siento cómoda escribiendo esas escenas. En mi siguiente novela, El secreto de Jaipur, escribí varias escenas de sexo, de nuevo desde el punto de vista de la mujer, ¡y fue divertido!

En dos frases o menos, ¿qué es lo que podría sorprender a sus lectores de 'La artista de henna'?
La artista de henna no es como las historias de la India escritas desde una perspectiva occidental; es una historia de los obstáculos a los que se enfrentaban las mujeres corrientes de las clases ricas, medias y pobres en la India de 1955, y de las muchas formas creativas de afrontar las limitaciones de su existencia. Los lectores que solo conozcan la historia de la India de la Partición experimentarán cómo un país se reconstruye a sí mismo tras siglos de dominación, invasión y colonización.

¿Qué han significado las librerías independientes y/o los libreros para usted personal y profesionalmente?
Me siento muy apoyada por los libreros de todo el mundo. Es como si hubiera encontrado mi tribu: amantes de los libros, de la ficción histórica y mujeres que quieren apoyar a las mujeres. Están alineados con mis creencias fundamentales. Al igual que mi madre y Lakshmi, el alter ego que creé para ella, creo en la igualdad de género y en el derecho de todas las mujeres del mundo a decidir su futuro. Creo que, si una mujer elige el matrimonio o la soltería, tener hijos o una existencia sin hijos, o una carrera fuera del hogar o dentro de él, la decisión es suya. Al apoyar libros con protagonistas femeninas fuertes, estos libreros están ayudando a avanzar en la igualdad de género.

Me siento muy apoyada por los libreros de todo el mundo. Es como si hubiera encontrado mi tribu: amantes de los libros, de la ficción histórica y mujeres que quieren apoyar a las mujeres.

Al haberse formado en Estados Unidos, ¿se siente una autora entre dos culturas?
Me siento afortunada de tener un pie en cada una de las culturas. Al haber vivido en India, Estados Unidos, Italia y Francia, veo cada uno de estos países con una perspectiva mucho más equilibrada. Cuando estoy en la India, me identifico con la cultura, pero también puedo verla objetivamente, desde una lente occidental. Cuando estoy en Estados Unidos, experimento la cultura occidental a través de una lente oriental. En Europa, soy capaz de entender por qué los estadounidenses son percibidos de la manera en que lo son. Al igual que no hay personas perfectas, tampoco hay países perfectos. Como autora, me interesa explorar lo bueno y lo malo, lo positivo y lo negativo de la cultura sobre la que escribo, y mis experiencias multiculturales me han ayudado enormemente.

¿Le sorprendió la exitosa trayectoria de su novela y esperaba que le fuera tan bien, también a nivel internacional?
Estoy completamente sorprendida por la reacción positiva, tanto del público occidental como del oriental. Como a muchos autores, siempre me ha gustado leer sobre personajes, especialmente femeninos, que me han inspirado y animado a ser una mejor versión de mí misma. Pensar que he logrado lo mismo en mi obra es una sorpresa muy agradable. Los lectores occidentales se sienten animados e inspirados por el viaje de Lakshmi hacia la independencia. Los lectores surasiáticos me dicen que La artista de la henna y El secreto de Jaipur les hacen sentirse orgullosos de su herencia y los sumergen en la vida de Jaipur de 1955, ¡y eso es una música dulce para mis oídos! Una vez publicado el segundo libro de la serie, la historia de Radha empezó a cristalizar, y me di cuenta de que necesitaba un tercer libro para terminar la Trilogía de Jaipur. Para mi futura novela, estoy investigando la industria de las fragancias, las adopciones y los adoptados, y la diáspora global india. Por cierto, descubrir ingredientes de las fragancias que se originaron en el sur de Asia (y que todavía se producen en la India), me hace sentirme muy orgullosa de mi herencia. ¡Qué maravilloso será que el mundo sepa de dónde proceden realmente sus fragancias! La tercera novela se publicará a principios de 2023 en Estados Unidos, ¡cuando la serie de Netflix de La artista de henna ya esté en producción!

Temas

Comentarios

Lea También