Cultura Arte

Alma de Antoni Torrell

Una exposición en el Museu d’Art Modern de Tarragona rinde homenaje a la figura del cofundador del Cafè Poetes.

Gloria Aznar

Whatsapp
Dos jóvenes contemplan ‘Militars deixeu-nos en pau’. Foto: Pere Ferré

Dos jóvenes contemplan ‘Militars deixeu-nos en pau’. Foto: Pere Ferré

«Toni era un genio amable, un artista incansable. Por eso, escoger las obras para esta muestra fue muy complicado. Para mí supuso una lucha de sentimientos, entre la valoración artística y la emocional». Son palabras de Quim Martín, pareja del artista Antoni Torrell (Alcover, 1953-Tarragona, 2019), a quien el Museu d’Art Modern de la Diputació de Tarragona (MAMT) rinde homenaje con la exposición Antoni Torrell: un esperit lliure, que se puede visitar durante todo el verano, hasta el cinco de septiembre.

Antoni Torrell fue gestor y activista cultural, pintor, ilustrador, diseñador, escenógrafo... No obstante, siempre será recordado por ser el cofundador, junto a su pareja, del ya desaparecido café-galería de arte Poetes, situado en la Part Alta, un espacio emblemático y epicentro cultural de la ciudad durante un cuarto de siglo. 

La muestra se puede visitar durante todo el verano, hasta el cinco de septiembre.

Paralelamente, Torrell era un creador inagotable y como el nombre de la muestra indica, libre. «Es importante destacar que nunca iba de acuerdo con las modas, sino que plasmaba lo que le gustaba hacer y disfrutaba mucho. Era un apasionado total y esto se percibe muy bien en su trabajo», comenta Antonio Salcedo Miliani, comisario de la exposición, quien acabó de seleccionar junto a Quim Martín y a Manel Margalef, director del Museu, las obras que presiden la galería. Así, el MAMT muestra una cuidada selección con algunas de sus piezas menos conocidas y otras inéditas, que nunca se han mostrado al público. 

«La preocupación por el hombre fue una constante en toda su trayectoria. En su obra siempre está presente la idea de la búsqueda existencia», revela Salcedo, quien señala que «el cuerpo fue muy importante para él. La figura del hombre desnudo le sirve para expresar emociones, sentimientos, dolor y tragedia. ¿Qué somos desnudos?», se pregunta el comisario.

Antonio Salcedo, comisario de la muestra, junto al cartel en pro de la objeción de conciencia. Foto: Pere Ferré

Asimismo, como creador visual, Torrell destaca por sus collages, con los que consiguió un lenguaje propio, «técnica con la que sobresalió», reconoce Salcedo. Mientras, el mundo onírico es también una de sus señas de identidad, la fina línea desdibujada entre sueño y realidad. «Siempre se están dando la mano, de manera continua con una idea de misterio».

Obras inéditas
Entre las piezas del MAMT, se puede contemplar el cartel original de la inauguración del Café Bar Galeria de arte Poetes, que abrió sus puertas un 9 de junio de 1978; también la serie Sobres, con unas figuras de carácter expresionista. Figuras alargadas, de cuellos muy delgados, de rasgos tristes, enojados, sorprendidos o angustiados. Figuras en grupo despersonalizadas, prácticamente automatizadas. «Normalmente trabajaba en series y en cualquier soporte», explica el comisario.

En este sentido, la serie Existència está creada sobre tiras de papel higiénico, popularmente conocido como ‘papel elefante’, de tacto un tanto basto, en lo que son sus únicas obras abstractas, «muy sugerentes, en las que se pueden ver construcciones arquitectónicas que remiten a bloques de piedra o cemento e incluso libros».

Horarios
La muestra se puede visitar de martes a viernes (10 a 20h);.
Sábado (10 a 15h y de 17 a 20h).
Domingos y festivos (11 a 14h).
Entrada gratuita.


Torrell desplegó una intensa actividad como cartelista para diversos campos: musical, político, concursos, teatral, espectáculos populares e incluso ficticios. De entre todos, Quim Martín pone el acento en Militars deixeu-nos en pau, creado para la Coordinadora d’Objecció de Consciència de Catalunya en 1984.

«Debemos resituarnos en el punto en el que estábamos, en el momento de la Transición. El original, que se muestra sin letras, se utilizó para la campaña y fue un cartel que desapareció durante un tiempo. Nos costó mucho recuperarlo porque la persona que lo tenía no nos lo devolvía. Finalmente lo pudimos recuperar, aunque esta persona lo continuó utilizando para otras campañas, manipulando el texto. Por este motivo tenía especial interés en que estuviera aquí presente. Para que quedara constancia de que la autoría es de Toni Torrell».

Catálogo en mano, Quim Martín, pareja de Toni Torrell, con los collages de retratos al fondo. Foto: Pere Ferré

De igual manera, Quim destaca la obra homenaje a la abuela del alcoverense. «Su padrina era muy importante en su vida. Murió a mediados de los 70 y le afectó mucho, por lo que le dedicó este inmenso cuadro con un ángel que la acompaña. Durante mucho tiempo lo tuvimos en casa, pero después, al mudarnos, por problemas de espacio lo dejamos en depósito en el Museu de Alcover», cuenta Quim.

Paisaje, naturaleza muerta y retrato son algunas de sus otras vertientes. En relación con este último, otra joya de la colección es L’amic, collage sobre madera pintada de un retrato del escritor y traductor Jaume Vidal i Alcover. Y retratos son justamente los que cierran la muestra del MAMT. Rostros que hablan de diferentes momentos de la historia del arte. «Era un apasionado especialmente del Renacimiento y del Barroco. Entonces, recuperaba figuras de diferentes obras de aquellas épocas y nos encontramos prerrafaelitas, que a veces mezclaba con algún tocado de Caravaggio», ilustra Salcedo. 

La dimensión más íntima del autor en forma de libros y pequeñas esculturas completan una esposición que es solo una pequeña selección de la labor artística de Torrell, todo un delirio de creatividad que queda para la eternidad.

Temas

  • Arte
  • Cafè Poetes
  • Antoni Torrell
  • Museu d'Art Modern de la Diputació de Tarragona
  • Tarragona
  • Collage

Comentarios

Lea También