Cine. 'Spider-Man: No Way Home', tejiendo cabos sueltos

A la altura de las expectativas generadas. Brillante y divertido homenaje en el último acto de esta trilogía

Eduard Castaño

Whatsapp
Cine. 'Spider-Man: No Way Home', tejiendo cabos sueltos

Cine. 'Spider-Man: No Way Home', tejiendo cabos sueltos

El MCU (Universo Cinematográfico de Marvel) da un nuevo paso con esta tercera entrega del Spider-Man protagonizado por Tom Holland. Se trata de un salto (con red y arácnida) para tratar de abrir nuevos caminos al tiempo que cierra algunos cabos sueltos que están disponibles por el camino. Los cierra y los teje para tratar de dar a entender todo aquello que no vimos o comprendimos en anteriores entregas. Y lo hace, además, a lo grande. Acompañado de los Spider-Man que vimos antes y veremos las consecuencias que tendrán todo ello ... y más en el Multiverso de Marvel, acompañados por el Doctor Strange Benedict Cumberbatch).

La trama arranca después de que Mysterio desvelara la identidad de Spider-Man a todo el mundo en Lejos de casa . Peter Parker (Tom Holland) está desesperado por volver a la normalidad y recuperar su anterior vida, por lo que pide ayuda al Doctor Strange para enmendar tal acción. El Hechicero Supremo de Marvel acceda a ayudar al joven Hombre Araña. Sin embargo, algo sale mal y el Multiverso se convierte en la mayor amenaza hasta el momento. Ahora los riesgos pasan a ser aún más peligrosos y fantasmas del pasado emergen ya los que deberán hacer frente, eso sí con 'ayudas' muy particulares para llevar a cabo la labor.

Para los seguidores de Marvel, muchos de los giros no les serán únicos pero sí verán recompensadas sus ansias de sentido el porqué de algunas situaciones que quedaron suspendidas en el aire. Para ello, el guion es bastante más coherente de lo que se podría suponer para una tercera entrega del Hombres Araña y en la que convergen tantos elementos distintos y una gran variedad de personajes.

20 años cinematográficos
Spider-Man: No Way Home acierta de pleno en su objetivo: hacer un homenaje a uno de los símbolos de la Casa del Cómic, dotando al filme de acción y diversión a partes iguales de la que adolecían recientes entregas de Marvel. Se percibe un claro equilibrio entre su tono ligero y cómico con otros momentos con un peso más emocional al tiempo que ata-teje dos décadas de esos cabos sueltos, desde aquel primer Spider-Man de Sam Raimi de 2002, para luego seguir con los de 2004 y 2007 del mismo cineasta, pasando como conexión hasta el actual por los dos The Amazing Spider-Man de 2012 y 2014, de Marc Webb.

Reverdeceremos laureles con Tobey Maguire y Andrew Garfield en un filme brillante, satisfactorio y emotivo que rinde homenaje a ese pasado mientras crea algo nuevo y diferente con cierta frescura.

Y Spider-Man (Peter Parker) nos muestra que gran parte de su atractivo no son básicamente sus poderes, como ocurre con otros superhéroes, sino en esa timidez que lo convierte casi en un friki de los que meten la pata con absoluta facilidad.

Por eso, Spider-Man: No Way Home demuestra que está a la altura de las expectativas que se ha generado. No será seguramente la mejor película de Marvel, pero sí logre un estupendo impacto emocional en una época tan necesitada de imágenes que levanten la moral.

De sus dos y media, pasamos de una ágil primera parte a una ralentizada trama media para terminar en unos espléndidos y magistrales 40 minutos en los que el fan del trepamuros no podrá evitar asombrarse, emocionarse y conmoverse. Aquí todos quedamos atrapados en su telaraña.

Por cierto, y sin ánimos de spoilers, la película tiene dos escenas post-créditos. Con ellas, se dará a conocer lo que fue y lo que será.

Otros estrenos

'Mamá o papá', la comedia que lleva a Paco León y Miren Ibarguren a una batalla

La pérdida de la chispa del amor y una crisis conyugal lleva a los personajes de Paco León y Miren Ibarguren a entrar en una guerra de divorcio por la no custodia de sus hijos en la nueva comedia de Dani de la Orden. La cinta, una comedia “gamberra muy familiar donde el divorcio es el menor de los problemas y muy apropiada para la época navideña, es una versión de la cinta francesa de 2015 de Martin Bourboulon Papa ou maman  a la que De la Orden ha sabido adaptar a un tono ya un humor muy español.

'Historia de mi mujer', drama con celos de por medio

Jacob Störr es un capitán holandés muy trabajador. Un día, se apuesta en una cafetería que se casará con la primera mujer que entre en el lugar. Una mujer llamada Lizzy es la afortunada. Contra todo pronóstico, el lobo de mar consigue su objetivo. Sin embargo, conforme van pasando los años, Jacob se pregunta sobre si su esposa le es infiel.

'30 días ', comedia, amor y policía a la francesa

Rayane es un joven policía miedoso que ha soportado durante años continuas burlas. Cuando su médico (erróneamente) le anuncia que le quedan solo 30 días de vida, se embarcará en una aventura llena de sorpresas. Tras días de excesos en Las Vegas, se da cuenta de que si desmantela una red de tráfico de drogas, podría ser su última oportunidad para impresionar a su amada Stéphanie.

Temas

Comentarios

Lea También