Cultura Salud

Deporte y calor: Cómo alcanzar la compatibilidad

Consejos. Además de evitar las horas de mayor exposición solar, la hidratación es fundamental durante el ejercicio

Silvia Fornós

Whatsapp
Entre las 12 del mediodía y las 16 de la tarde se debe evitar hacer deporte. Foto: Getty Images

Entre las 12 del mediodía y las 16 de la tarde se debe evitar hacer deporte. Foto: Getty Images

En verano tendimos a realizar más deportes al aire libre que en los meses de invierno por esta razón los especialistas recomiendan planificar con antelación las sesiones de entrenamiento, a fin de controlar la salud y evitar molestias físicas.

Así, el especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica, experto en rodilla, hombro y Medicina Deportiva en el Instituto Cugat, centro miembro de Top Doctors, el doctor Pedro Álvarez, explica que realizar más deportes al aire libre «implica una mayor exposición a la luz solar y a altas temperaturas. Es por eso que es muy importante planificar el momento del día que haremos deporte, hidratarse correctamente y utilizar protectores solares».

Sobre el momento del día, el especialista señala que «lo ideal es evitar las horas de máxima exposición solar y temperatura». Esto significa entre las 12 del mediodía y las 16 de la tarde. «Igualmente, es muy importante que tomemos una serie de precauciones como una buena hidratación y protegerse del sol», añade el doctor.

Asimismo, la preparación previa es otro de los aspectos a tener en cuenta. Él mismo afirma que «es importante estar en forma para hacer deporte, y no hacer deporte para ponernos en forma. Una buena preparación física previa a la práctica de deporte es vital para la prevención de lesiones. Es importante también hacer un buen calentamiento previo. Una buena activación antes de hacer ejercicio puede llegar a reducir hasta la mitad el número de lesiones».

 Las calorías

¿El calor influye positivamente en el consumo de calorías? «No está muy claro que hacer deporte en épocas cálidas ayude a quemar más calorías. Lo que sí sabemos es que debido al calor, normalmente, no apetecen comidas copiosas y contundentes, por lo que el número de calorías que entran en nuestro organismo es menor. Todo se reduce a ese equilibrio entre las calorías que entran (que ingerimos a través de los alimentos) y las que salen (las que gastamos al hacer deporte o cualquier otra actividad)», responde el especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica.

En esta misma línea, y a la pregunta de si sudar más significa quemar más calorías, él mismo apunta que «no especialmente». «El sudor es el mecanismo de termorregulación que utiliza nuestro cuerpo para disminuir su temperatura. Cuando sudamos más significa que nuestro cuerpo ya se está adaptando al cambio de temperatura, pero no está necesariamente relacionado con un mayor consumo de calorías», afirma el especialista. 

Adaptar el cuerpo

¿Qué deportes son aconsejables para practicar en verano? «El verano no es ni mejor ni peor época para practicar deporte. Pero quizás sí que es buen momento para practicar ejercicio al aire libre y deportes de agua o playa», afirma el doctor Pedro Álvarez. En este sentido, los meses estivales son una buena época para dejar de lado el sedentarismo y empezar a hacer ejercicio físico. 

«¡Siempre es una buena época para empezar a hacer deporte! Aun así, quien empiece a practicar un nuevo deporte, ya sea verano o no, siempre debe tener en cuenta que el cuerpo no está adaptado a ese nuevo estímulo. Es recomendable una buena gestión de las cargas de trabajo, que deben irse aumentando progresivamente según la tolerancia», explica él mismo.

Por otro lado, señala el especialista, «cada deporte tiene sus características y esto nos determinará el proceso de iniciación». Por ejemplo, una persona que empiece ahora en la natación deberá trabajar en rangos de movimiento extremos en las extremidades superiores. Si empieza en el running deberá fortalecer la musculatura de las piernas, y lo mismo con otros deportes.

La hidratación, bajo control 

¿Cómo y con qué frecuencia debemos hidratarnos? «En verano, al sudar más, nos deshidratamos más rápido. Por eso es importante que la hidratación sea continua. Si mientras practicamos deporte notamos que tenemos sed, es signo que estamos ya deshidratados. Debemos beber agua antes de tener sed, periódicamente y de poco en poco», afirma el doctor. 

En cuento a si las bebidas isotónicas pueden ser un buen aliado, el especialista dice que «depende de la composición de cada bebida». «Hay algunas que, además de ayudarnos a hidratarnos, contienen electrolitos que previenen la aparición de ‘agujetas’ los días posteriores a la actividad física. Hay otras, pero, que tienen un alto contenido en azúcares. Hay que escoger bien qué tipo de bebida energética tomamos». 

La alimentación es otro de los pilares y debe ser «saludable y nutritiva». «Los carbohidratos (provenientes de alimentos como los cereales, la patata, el arroz, …) también son necesarios para darnos la energía que necesitamos para hacer deporte», afirma el especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica.

Ropa adecuada

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la ropa. Así, «debe ser transpirable, que permita mantener la temperatura del cuerpo lo más estable posible y sobre todo que sea cómoda y que no nos produzca irritación en la piel a causa del sudor», afirma el doctor Pedro Álvarez. 

Por último, el especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica advierte que de no seguir estas recomendaciones, corremos el peligro de sufrir un golpe de calor. «Podemos prevenirlo, tal y como he comentado anteriormente, a base de una buena hidratación y evitando hacer actividades extenuantes en las horas de máxima exposición solar. Es buena idea buscar un sitio a la sombra y bien ventilado para hacer ejercicio físico en el exterior», concluye el especialista. 

Temas

  • Instituto Cugat
  • Top Doctors
  • Pedro Alvárez
  • Deporte y calor

Comentarios

Lea También