El Festival Terrer Priorat, una fortaleza artística y vinícola que expande la cultura

Concierto. La pianista y compositora Clara Peya bajará el telón de la quinta edición el 4 de diciembre

Sílvia Fornós

Whatsapp
La compositora Clara Peya presentará su último disco ‘Perifèria’. FOTO: festival terrer

La compositora Clara Peya presentará su último disco ‘Perifèria’. FOTO: festival terrer

«Una de las fortalezas del Festival Terrer Priorat es programar voces femeninas, basándonos en la idea del frontwoman, es decir, una voz femenina al frente. Por esta razón, a lo largo de la historia del certamen han actuado Maite Martín, Andrea Motis, Judit Neddermann o Arianna Savall, entre otras». La cita cultural encara la recta final y en esta ocasión, explica Blai Rosés, codirector, «hemos decidido apostar por la pianista y compositora Clara Peya, porque es una de las figuras más importantes de la escena nacional y estatal». «Nos convenció su último disco, Perifèria, que salió a la luz a principios de año, por la madurez que demuestra. Hasta ahora, la música de Clara Peya tenía un tono reivindicativo y una base marcadamente experimental, pero su último álbum es más maduro, desacomplejado, eufónica y armónico, además de destacar por colaboraciones con otros artistas». El concierto será el sábado 4 de diciembre a las 19 horas en el Teatre L’Artesana de Falset.
A las puertas de bajar el telón, Blai Rosés asegura que «celebrar el quinto aniversario es un hito valioso, ya que hemos logrado que el público acuda al festival independientemente de si conocen o no la propuesta artística». Otra de las singularidades de la cita prioratina son los escenarios que arropan a cada uno de los artistas. «Cada pueblo y cada espacio es un descubrimiento para el público», asegura el codirector. Por ello, la aventura del Festival Terrer se ha expandido este 2021 a nuevas localidades, lo que ha permitido colgar el cartel de sold out en varios de los conciertos, mientras que la mayoría han alcanzado el 90% de la ocupación. 

En cuanto a la confianza ciega del público, Blai Rosés asegura que se debe a que «desde la primera edición apostamos por una programación de calidad, y el tiempo nos ha dado la razón». «El Priorat es sinónimo de calidad, los vinos son excelentes y el paisaje es patrimonial y monumental, por lo que el festival debía ir en consonancia con estos valores», afirma el codirector quien agradece el apoyo de «las Denominaciones de Origen, Ayuntamientos y Diputació de Tarragona». Así, la organización quiere seguir dando pasos firmes para «ponernos a la altura de otros festivales de referencia del país como Temporada Alta. Queremos ser un referente en la idea de explicar el territorio desde la cultura, a través de la música y el vino». Por ello, el Festival Terrer Priorat es una experiencia en todos los sentidos.

«El festival se vive a través del cuerpo. Empezando por la necesidad de desplazarse, descubrir paisajes, visitar pueblos y admirar espacios singulares, hasta sentir, a través del cuerpo, la música en directo y profundizar en cada uno de los vinos a través de la palabra de un enólogo o el propietario de una bodega». 

De la simbiosis entre el vino y la música, Blai Rosés destaca que «al mismo nivel, ambos son protagonistas, un gesto que el público del festival agradece» y añade que, por ejemplo, «escuchar la historia personal de Salvador Burgos, del Celler Burgos Porta, y de cómo luchó por recuperar unos viñedos y una masía abandonados en el siglo XIX, solo puede despertar emoción hacia un trabajo que también es cultura porque preserva un paisaje y lo transmite al mundo a través del vino». 

Temas

Comentarios

Lea También