‘El primer pas’, una obra para reivindicar el talento de casa

La función dirigida por Francesc Cerro abre mañana la plataforma Bartrina Territori Creatiu. Actúan Albert Galcerà y Joel Prieto

VICTOR VALLE LAVADO

Whatsapp
Miembros de Bartrina Territori Creatiu ensayando la obra ‘El primer pas’. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Miembros de Bartrina Territori Creatiu ensayando la obra ‘El primer pas’. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La obra teatral El primer pas se estrenará mañana a las 20h en el Teatre Bartrina de Reus. Esta pieza, del director reusense Francesc Cerro, es un manifesto funcional y de intenciones, una piedra fundacional de la plataforma Bartrina Territori Creatiu. El primer pas ha sido escogida expresamente como representación de apertura de esta iniciativa, que busca reivindicar Reus como ciudad cultural mostrando «la gente de la casa que vale, tiene talento y ganas de hacer cosas que trasciendan».

La iniciativa, descrita como una plataforma colectiva horizontal cultural, cuenta con la participación de prácticamente todas las compañías teatrales reusenses, como Scenicum o La gata borda, pero también muchos particulares y gente de fuera de la ciudad, como el actor de Montbrió Jordi Francesc.

Territori Creatiu tiene por objetivo servir de entrada y refugio para todo aquél que quiera participar en el teatro, aunque no sea profesional, pero siempre que muestre ganas y compromiso.

También se presenta como una iniciativa centrada en explorar diferentes lenguajes de las artes escénicas por encima del beneficio económico y que busca convertirse en una «piedra en el zapato» del poder.

Una obra multidisciplinar

Buena muestra de ello es el carácter multidisciplinar de la iniciativa, ya que la obra contará con actuaciones de personas venidas de ámbitos distintos al de las artes escénicas, como es el caso del músico Albert Galcerà, Irene Benavent, procedente del mundo de la danza contemporánea o Joel Prieto, MC de Fetitxe13.

En este último caso, sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que la primera vez del rapero en los escenarios, con ocho años, fue precisamente en el Bartrina, como actor de la Escola de Teatre del Centre de Lectura de Reus, en una de sus primeras promociones. Joel también explica al Diari que, para él, el hip-hop no es tan diferente del teatro y que, a causa del peso que tiene el texto, és quizá más similar a un monólogo que no a otros géneros musicales. Sin embargo, el MC sí resalta las diferencias en la interacción con el público, tan buscada e inmediata en el ámbito musical, o la mayor importancia que el teatro da al vestuario, al atrezzo o la gestualidad.

Esta diversidad en la procedencia de los participantes convierte la obra en «un espectáculo integral, total», según Francesc Cerro, el director de El primer pas, que continua explicando que «vivimos en una época en la que el arte es un lenguaje dinámico, que necesita del apoyo de otros lenguajes para amplificar su valor».

El director describe la experiencia de trabajar con personas de distintos ámbitos culturales como «altamente positiva», que le ha permitido encontrarse de nuevo con gente con la que había trabajado hace años y que aportan la sabiduría adquirida en este tiempo, enriqueciendo así la obra «en un acto de generosidad total, uno de los más importantes del teatro».

De esta forma, se ha conseguido crear un espectáculo «sobrio, solemne, pequeño y, al mismo tiempo, inmenso en su valor», que aleja tanto la obra como la propia plataforma de «piezas faraónicas» que «ya no nos representan».

Las entradas puden adquirirse en la web del Teatro Bartrina.

Temas

Comentarios

Lea También