Más de Cultura

Cultura Reus

El umbral artístico del siglo XX

El Centre de Lectura expone una veintena de obras de las tres primeras décadas, como pinturas de Joaquim Mir.

Sílvia Fornós

Whatsapp
Un momento de la inauguración de la muestra.. Foto: Alba Mariné

Un momento de la inauguración de la muestra.. Foto: Alba Mariné

Una veintena de obras invitan a rememorar la actividad artística de las tres primeras décadas del siglo XX a través de la exposición que alberga el Centre de Lectura de Reus, y que ha impulsado con la colaboración de la Fundació Privada Reddis. 

La muestra, Obres d’art de principis del segle XX, invita a cruzar el umbral del tiempo para averiguar la influencia de la institución en el desarrollo artístico reusense, a través de Mir i la seva influència, Noucentisme i més enllà y L’Eclosió dels anys 20 i 30. 

La exposición se enmarca en las jornadas 1920: la projecció ciutadana del Centre de Lectura, con las que el ateneo conmemorará en los próximos meses el centenario de la inauguración de la actual sede de la entidad, situada en el antiguo palacio de los marqueses de Tamarit en la calle Major de la capital del Baix Camp. La exposición se podrá visitar hasta el 8 de octubre.

Foto: Alba Mariné

Así, explica Quim Torres, comisario de la muestra, «la exposición comienza con la exhibición de algunas obras del pintor Hortensi Güell, aunque no pertenecen a la línea temporal de la muestra».

Le siguen pinturas de Joaquim Mir. «Fue un artista que a su vez influyó en otros autores que tuvieron relación con el Centre de Lectura como es el caso de Tomàs Bergadà, Ricard Estivill o Josep Ferré Rabascall, entre otros, y cuyas obras también se pueden ver», explica Quim Torres, quien destaca que «entre las obras de Joan Rebull se encuentran tanto esculturas como dibujos».

«Joaquim Mir fue un artista que a su vez influyó en otros autores que tuvieron relación con el Centre de Lectura» (Quim Torres. Comisario de la exposición)

Mientras, en otros formatos también hay ejemplares de la revista Llaç, «que fue una publicación reusense novecentista, de entre 1919 y 1920, y de la que se pueden ver algunas portadas y también páginas interiores».

Así, el recorrido artístico transcurre entre las tres primeras décadas del siglo XX. El motivo, al que se refiere el comisario de la exposición, «es porque la actividad artística en el Centre de Lectura de Reus, aunque comienza a finales del siglo XIX, toma impulso a través de la creación de la Secció d’Art en el año 1902, y a partir de entonces se empiezan a organizar exposiciones periódicas con artistas coetáneos de la época, tanto de Reus como de los alrededores».

«En la década que va de 1920 a 1930 se aprecia una efervescencia creativa en la provincia» (Quim Torres. Comisario de la exposición)

El paso de Joaquim Mir por Reus y el Baix Camp, de 1904 a 1913, coincide con uno de sus mejores momentos como pintor, justo después de la conocida etapa en Mallorca. «El pintor establece un fuerte vínculo con el Centre de Lectura. Así, muchos de los artistas se dejan influenciar por la obra de Mir, adoptando, incluso, su visión paisajística, con colores intensos y pinceladas líquidas», explica el comisario de la muestra, quien destaca que «de esta primera etapa se expone un paisaje de L’Aleixar».

Mientras, del período en el que Mir vuelve a instalarse en el Baix Camp, en los años 1927 y 1928, se expone Carrer d’Alforja. «En esta época el Centre de Lectura organiza una exposición individual de Joaquim Mir, ya que hasta el momento el artista solo había mostrado sus pinturas en exposiciones colectivas», recuerda el comisario de la muestra. 

Foto: Alba Mariné

De la etapa Noucentisme y més enllà, «destaca la figura de Joan Rebull, quien desde bien pequeño estuvo vinculado al Centre de Lectura, y de hecho con once años ganó un primer premio de la institución y seis años después, en 1916, realizó su primera exposición individual», recuerda Quim Torres, quien destaca que «del escultor se exhibe Angela, un busto de bronce de la hija de Conrad Felip, quien fue presidente de la Secció d’Art». 

Así, la exposición Obres d’art de principis del segle XX llega hasta la eclosión de los años 20 y 30. «En la década que va de 1920 a 1930 se aprecia una efervescencia creativa en la provincia, que alcanza su punto álgido con la creación del Taller-Escola d’Art de Tarragona en 1934, de la mano de Joan Rebull e Ignasi Mallol, y que concluye con el inicio de la Guerra Civil.

En 1902 se crea la Secció d'Art del Centre de Lectura, que significó un impulso a la creación artística de la ciudad.

Un ejemplo de la actividad artística del momento es la exposición de artistas reusenses que en 1926 albergó el Centre de Lectura, con la participación de Cèsar Ferrater, Ricard Estivill, Tomàs Bergadà, Constantí Zamora, Antoni Fusté, Rosa Algué y Magda Folch». 

Por ello, Quim Torres destaca que «este fue el punto de partida de otras muestras colectivas, en años posteriores, con la voluntad de influenciar en el progreso artístico de Reus y del conjunto de la provincia».  
 

Temas

Comentarios

Lea También