Más de Cultura

Embarazo: nuevas formas de acompañamiento

Maternidad. El miedo al contagio aumenta los talleres virtuales durante los meses de gestación

Ana Rivera

Whatsapp
El apoyo para compartir experiencias y solventar dudas es fundamental durante el embarazo.  FOTO: Getty

El apoyo para compartir experiencias y solventar dudas es fundamental durante el embarazo. FOTO: Getty

La llegada de un bebé siempre es motivo de alegría. Conocido como uno de los procesos más bonitos de la vida, el embarazo también despierta dudas, temores e inquietudes. Y desde el pasado año, se suma el miedo de las futuras mamás al contagio de coronavirus. 

Sin embargo, el acompañamiento durante los nueve meses de embarazo es necesario tanto a nivel físico, como mental y emocional por profesionales del ámbito sanitario: ginecólogas, fisioterapeutas, matronas, psicólogas, especialistas en lactancia, entrenadoras especializadas en embarazo y postparto... algo que hasta hace prácticamente un año se hacía de forma presencial. Algo que ayudaba tanto a resolver cuestiones, como saber desenvolverse de forma más cómoda y sentirse arropadas y acompañadas gracias a las palabras del especialista y del resto de mujeres embarazadas que formaban el grupo. 

La pandemia ha obligado a replantear estos talleres y espacios a un formato virtual en pos de la prevención, la responsabilidad social y ofrecer más calma a las embarazadas. Y es que como explica la fisioterapeuta Itxaso Galdos, «el miedo es un sentimiento muy legítimo y, sobre todo, muy respetable; la falta de información sobre la transmisión del virus ha influido mucho en esta creencia, pero es necesario dar información real a las embarazadas y dejar que ellas decidan». 

Itxaso Galdos, co-fundadora de Mamakula
Con su llegada a la maternidad, sintió mucha falta de información real y actualizada en torno al cuerpo de la mujer y la crianza. Por ello decidió dedicarse a la fisioterapia enfocada en la mujer, en su acompañamiento y el tratamiento del suelo pélvico

Con la idea de ser «un espacio donde las familias puedan compartir sus vivencias y apoyarse de forma mutua y respetuosa», además de crear una red de profesionales donde las mujeres puedan apoyarse para resolver sus dudas y ayudarlas a derivarlas al profesional necesario en cada situación, Galdos fundó Mamakula, una comunidad que gira en torno a la maternidad, junto a la especialista en la mujer, Òpal Robles. 

«¡El miedo por COVID es normal! ¿Quién no ha estado angustiada con toda esta pandemia?», comenta Òpal desde su estudio homónimo en Reus. Asegura que es lógico que además, las mujeres embarazadas quieran proteger a su bebé, «pero pueden seguir cuidándose en grupo de forma online, ya que las ayuda a sentirse acompañadas y comprendidas por otras mamás y sin juicios». Desde Mamakula creen que «debemos respetarlas y acompañarlas como podamos, apostillan Galdos y Òpal.


Fortalecer los vínculos
Desde el pasado mes de noviembre Mas Pintat (Reus) ofrece el acompañamiento a mujeres embarazadas y sus parejas en un entorno virtual. «Estos espacios ayudan a intercambiar experiencias y compartir el momento vital. Una de las finalidades es ofrecer soporte emocional desde la mirada sistémica y fortalecer los vínculos entre las participantes», explica Rosa Martí Tous, pedagoga y directora del centro, quien desde su formación profesional, imparte estos talleres específicos. 

Rosa Martí Tous, directora de Mas Pintat y pedagoga
l Desde su formación en pedagogía y especialista sistémica, a través de los tallers del centro, Rosa facilita el proceso a las madres y padres en momentos de incertidumbre ante los miedos, preocupaciones y temores que puedan surgir en la gestación.

La pandemia ha hecho reprogramar los encuentros en formato telemático para mantener la oferta de los espacios familiares ya consolidados y ampliarlos para dar respuestas a las necesidades de la ciudadanía. Desde el centro están agradecidos por el interés por los espacios familiares y por un nivel de participación muy satisfactorio. 

Para Martí, «el miedo siempre está presente y la ilusión por conocer al futuro hijo/a, también. Es pues donde como profesional del espacio embarazadas incido en la seguridad y los indicativos de salud para preservar los temores y a la vez no dejar de pensar en la parte positiva que les ha llevado el periodo de confinamiento a muchas de ellas». 

Mas Pintat
Los espacios familiares del centro ofrecen un servicio de atención a las familias para dar apoyo en diferentes etapas. Más  información: maspintat@reus.cat

La mayor parte de las actividades del espacio del centro promueven el acercamiento entre los participantes y ayudan en el asesoramiento de preguntas relacionadas sobre la crianza y educación, solventando dudas habituales como pueden ser la preparación de la futura estancia del bebé o la posibilidad de estar más presente en cada momento de la gestación. Los especialistas como Rosa Martí también conducen meditaciones guiadas que aportan calma y serenidad, así como las dinámicas de grupo para que haya mayor conexión y cercanía o potencian las conversaciones y reflexiones entre las familias. No obstante, el principal objetivo del espacio de Mas Pintat es «acompañar el proceso ofreciendo herramientas para poder vivirlo en plena consciencia con serenidad, confianza y alegría», concluye Martí. 

Mamakula nace de la ilusion de compartir y acompañar a mujeres en proceso de maternidad y poder compartir y divulgar y formacion de calidad», explican Itxaso y Òpal. Actualmente cuentan con una página de Facebook y quieren realizar reuniones virtuales mensuales.


«Nosotras parimos...»
Si el sentimiento de no sentirse solas durante el proceso de gestación es importante, el momento del parto es otro de los aspectos que, lógicamente, más temores despierta. 

En pleno siglo XXI, donde tenemos acceso a muchos datos, resulta sorprendente la desinformación sobre el tema y el miedo generalizado. «Los temores siempre han existido», apunta Martí, «anteriormente, los embarazos se vivían en la familia acompañados por las futuras abuelas, que con sus consejos tranquilizaban a las mamás. Hoy en día, el mundo laboral nos ha llevado en muchas ocasiones a la soledad. El poder compartir con otras madres por igual, tranquiliza y relativiza y los espacios para embarazadas son un buen ejemplo». 

Aunque resulte una opción aún minoritaria, en los últimos años está aumentando la voluntad de dar a luz en casa en España, algo normalizado en otros países europeos. «Parir es a la vez un momento de gran belleza y dureza y es aquí donde radica la libertad de que cada pareja elija este momento como suyo y único», reflexiona Martí, quien añade que está a favor de que las madres y padres sean informados y libres de poder elegir cómo quieren que sea su parto, algo que también comparten desde Mamakula: «según la evidencia científica es igual de seguro que dar a luz en el hospital. Es una cuestión de evolución social en el que las mujeres pueden decidir».

Òpal Robles, co-fundadora de Mamakula
l «Todavía hay mucha falta de información a la hora de cómo debe entrenar una mujer en el embarazo, postparto o incluso según las fases del ciclo menstrual o menopausia», explica Òpal, quien ayuda a vivir la maternidad con plenitud, confianza y placer.

Galdos cree que quizá la violencia obstétrica, «que existe, ya que los datos lo demuestran», tenga algo que ver. «Se debe hacer una profunda reflexión en la atención al parto e invertir más en sanidad pública, con un mejor acompañamiento y menor medicalización del parto y que las madres puedan ejercer su derecho a parir como ellas quieran», concluye. 

Temas

Comentarios

Lea También