Más de Cultura

Juegos de mesa para la recta final del verano

Además de refrescarse con un baño en la playa o la piscina, las últinas jornadas veraniegas son ideales para echar una partida con los amigos y la familia.

Sandra Pérez

Whatsapp
Los juegos de mesa permiten aprender en famillia. Foto: Getty Images

Los juegos de mesa permiten aprender en famillia. Foto: Getty Images

En verano lo que más buscamos con ansias es refrescarnos, ya sea en la piscina o en el mar. Aun así, no todo va a ser bañarse en las largas y calurosas jornadas, pues también hay lugar para tumbarse a tomar el sol, comer algo de fruta o practicar algún deporte como las palas, el futbol o el vóley. Es más, con la saturación de gente en estos ‘oasis’, a veces, resulta complicado moverse mucho más allá de la toalla o tener un espacio suficiente para estas actividades. Por ello, para combatir el aburrimiento y asegurarse una buena dosis de risas os recomendamos recurrir a los juegos de mesa como alternativa.

Son ideales para llevárselos a la piscina o a la playa -también a la montaña o cualquier otra parte- porque los hay de todos los ‘géneros’, es decir, para todos los gustos; con todo tipo de retos y para casi todas las edades. Así, en los meses de calor no pueden faltar estas distracciones, ya sean juegos nuevos o los tradicionales que llevan años pasando de generación en generación. Además, los juegos de mesa fomentan la psicomotricidad, la imaginación, la inteligencia y otras muchas aptitudes. A su vez, están indicados para que los más pequeños pasen un rato en familia y una sobremesa lejos de los cortes de digestión.

El apunte
Prevenir el deterioro cognitivo

Una investigación liderada por la Universitat de Lleida, con la colaboración de otros centros de investigación, concluyó que los juegos de mesa y cartas modernos mejoran la fluidez verbal y podrían ser una intervención eficaz para mantener algunas funciones cognitivas en las personas mayores.
 

Para compatibilizar estos juegos de mesa con el verano, estos deben ser lo más compactos y ligeros posible porque, cuanto menos espacio ocupen y menos pesen, más cómodo será sumarlos a nuestro día. Especialmente si vamos con niños, es recomendable que no haya piezas pequeñas para evitar que se pierdan o accidentes indeseados y es preferible que sean de partidas rápidas, para no llegar al aburrimiento, y que las reglas sean sencillas para aquellos que no conozcan el juego de antemano. Por estos motivos, las mejores opciones suelen ser los juegos de cartas o dados; mejor evitar los tableros si nuestra única superficie para desplegarlos es la arena o el césped. A continuación, proponemos algunos de los juegos de mesa más popularizados y más viables para el verano.

¿Qué juegos elegir?
El preferido por excelencia en cualquier contexto y parte del mundo es el UNO. Este famoso juego de cartas, recomendado a partir de 7 años y hasta 10 jugadores, tiene además su versión acuática (UNO H20 To Go / Splash) con más de cien cartas de plástico unidas por un mosquetón. El segundo puesto en el podio es para la baraja tradicional. Cuenta con múltiples juegos, desde las partidas más clásicas a esas novedades que alguien introduce en el grupo cada año, y numerosas versiones, como un tamaño reducido o un set de cartas a prueba de salpicaduras.

Otro juego similar a las cartas es el Dobble -también disponible en versiones caracterizadas y una impermeable o beach-. Es uno de los más aclamados porque, lejos de la estrategia, se basa en la percepción visual y en la velocidad de reacción, convirtiéndolo en el juego perfecto para que los niños venzan a los padres. Las partidas son muy cortas y siempre ganará el que no se deje llevar por sus engañosos dibujos. El Jungle Speed también es muy popular porque sigue la misma idea que el anterior. También con su versión acuática, en esta ocasión, deberás ser el más rápido en identificar cartas idénticas de entre las de todos los jugadores para llevarte el tótem y quedarte sin cartas antes que nadie.

Los juegos de adivinanzas entre distintos equipos son una apuesta segura para la playa o la piscina. Puedes optar por Gestos, en el que demostrar tus habilidades de mímica para que, a contrarreloj, tus compañeros adivinen de qué se trata; o bien por una alternativa más artística como el Pictionary, en el que aprovechar tus dotes para dibujar. También, te sugerimos el Taboo, en el que tendrás que describir una palabra a un compañero y que este la adivine, sin usar algunas palabras claves que estarán «prohibidas»; o el típico ¿Quién soy?, para el que solo necesitarás papel y boli y tendrás que hacer preguntas totales (’sí’ o ‘no’) con las que adivinar qué personaje famoso llevas escrito en la frente.

Y, si ninguno de los anteriores te convence, siempre quedarán el parchís y la oca. O viceversa. Ambos tienen infinitas versiones: doble tablero, acuáticos, en tamaño de viaje o en tamaño XL, personalizables, con fichas magnéticas… Os aseguramos que son tan tradicionales como divertidos.

Temas

  • Juegos de mesa
  • verano
  • UNO
  • parchís
  • oca
  • Pictionary
  • Gestos

Comentarios

Lea También