Cultura Vive, Ama, Ríe... Lee

La elegancia de... las flores

Duelo en Japón. La exitosa escritora francesa aborda el sentimiento tras una pérdida en su última novela

Ana Rivera

Whatsapp
La novela, además, es un bello homenaje a la cultura nipona.  FOTO: Getty images

La novela, además, es un bello homenaje a la cultura nipona. FOTO: Getty images

«No hay más que el amor. El amor y, después, la muerte». Tan sólo en dos frases puede sintetizarse la esencia de este libro, Una rosa sola, la última novela de autora de La elegancia del erizo, uno de los mayores éxitos editoriales de los últimos tiempos. Tras ese impactante fenómeno literario, en el que se nos descubre la belleza de las pequeñas cosas a través de las dos protagonistas Renée y la pequeña Paloma, Barbery decidió cambiar el rumbo de su vida. Por ello abandonó su Francia natal y se instaló durante varios años en Japón. Talmente como Rose, la protagonista de Una rosa sola. Una novela que supone una  oda a la delicadeza, como buena parte de los libros firmados por Muriel Barbery. 

Rose es una botánica madura que decide viajar a Japón para conocer el testamento de un padre al que jamás ha conocido.

A través del duelo vislumbrará un poco más la historia de su padre: quién fue ese hombre que sumió en la pena y la soledad a su madre y por ende, a Rose. El hombre que aún sin haberla visto jamás, consiguió amarla desde siempre: «Eres una flor poderosa, imprevisible y tenaz, tengo fe en tu fuerza y en tu determinación, y tengo la esperanza, también, de que estos decenios de silencio no hayan sido vanos, que con esta carta, pese a la muerte, acojas mi corazón y recibas mi amor. Entonces, sin traba ni tragedia, mi vida entera pasará a ti».

En ese proceso y en su descubrimiento de Kioto, Rose no camina sola; la acompaña un viejo conocido de su padre: Paul, un maduro belga que lleva muchos años en Asia.

«Se parecen, usted y Paul (...) mares interiores en los que ambos navegan»
Muriel Barbery

Aunque distante a causa de la situación, Rose atiende las particulares explicaciones de Paul mientras siguen los pasos que dejó estipulados el padre de Rose. Día a día, templo a templo, flor a flor, Rose conseguirá abrirse, enternecerse y comprender la actuación vital de su padre y el amor que realmente le profesó durante toda su vida.

Mientras homenajea las tradiciones, los templos, la cultura y el territorio nipón, redondeada a través de los proverbios japoneses relacionados con diversas flores que abren cada capítulo de la novela, Barbery también consigue dibujar una refinada, melancólica y, hasta cierto punto clásica, historia de amor con cierto tacto poético.

Una rosa sola

  • Autora: Muriel Barbery
  • Editorial: Seix Barral
  • Páginas: 191

Temas

  • Literatura
  • Libros
  • Muriel Barbery
  • Reseña
  • Lectura
  • Crítica literaria
  • Japón
  • Novela

Comentarios

Lea También