Los fantasmas del pasado y el acoso escolar

‘Here Homes Your Man’, protagonizada por Sergi Cervera y Marc Ribera, regresa de nuevo a la Sala Trono, en una triple programación hoy, mañana y el domingo

SÍLVIA FORNÓS

Whatsapp
Escena de ‘Here Homes Your Man’, protagonizada por Sergi Cervera y Marc Ribera. FOTO: CEDIDA

Escena de ‘Here Homes Your Man’, protagonizada por Sergi Cervera y Marc Ribera. FOTO: CEDIDA

Regresan a la Sala Trono después de un éxito acaparador en más de un centenar de escenarios. Los actores Sergi Cervera y Marc Ribera visitan de nuevo la Sala Trono de Tarragona –después de hacerlo el pasado mes de marzo– para ponerse, una vez más, en la piel de Torres y Morales en la obra Here Homes Your Man, dirigida por Jordi Cadellans y Raül Tortosa. La representación trata sobre las secuelas físicas y psicológicas que deja en las personas el acoso escolar, en este caso por la condición sexual. «Llevamos cerca de 130 representaciones y todavía hay nervios», asegura el actor Marc Ribera. La producción de Tarambana Espectáculo –que se representará hoy y mañana a las 20 horas y el domingo a las 18.30 horas–, invita a reflexionar y hablar también de la soledad, de la autoestima, del perdón, de la identidad, de cuánto sacrificamos de nosotros mismos para complacer y ser aceptados por los demás.

Después de dos años de su estreno, Sergi Cervera dice que «la obra ha crecido y ha cogido vida». Cuando les pusieron encima de la mesa el guion de Here Homes Your Man y el perfil de los personajes, Cervera asegura que «tenía muchas ganas de interpretar a Torres porque los personajes oscuros me gustan». Si bien, matiza que «mi personaje no es estrictamente el acosador, sino que es uno de sus mejores amigos por lo que no resulta el antagonista frontal de la víctima, que es Morales». Por su parte, Marc Ribera afirma que «aunque en papel no me gustó demasiado el guion, la obra gana y crece cuando se pone en pie».

¿Pudo superar Morales el acoso del que fue víctima? ¿Qué recuerdo guarda Torres de todo aquello? Esas cosas pasaban, ¿fueron realmente tan graves como para estar hablándolo todavía ahora? ¿Quién es la víctima y quién el verdugo? Son algunas de las cuestiones que se plantean encima del escenario. En este sentido, Marc Ribera señala que «es una obra muy compleja a nivel psicológico, ya que ambos personajes tienen muchas capas», quien añade que «aparentemente, yo soy la víctima y Sergi es el verdugo, pero existen muchos matices y las caras de la moneda van cambiando. Es una de las mejores obras que he hecho».

Por su parte, Sergi Cervera valora el período de ensayos y de improvisación como «un tiempo de mucha calidad para entender cómo se sienten y cómo ven las cosas cada uno de los personajes». A Marc Ribera ponerse en el papel de víctima le ha supuesto «ir a los bajos fondos, porque Morales es un personaje muy herido». «Aunque nunca he sufrido acoso escolar, ponerme en la piel de este personaje me ha hecho darme cuenta de lo mal que lo pasan las víctimas y que es necesario articular algún dispositivo para evitar que ocurran estas situaciones», afirma el actor, a lo que su compañero de tablas añade que «las heridas del acoso escolar son muy profundas».

En este sentido, Sergi Cervera también asegura que «ante estas circunstancias, Jordi Cadellans, como dramaturgo, y nosotros, como interpretes, podíamos profundizar en ello o no hacerlo, es decir, hay obras creativas que no entran y otras que sí. Adentrarse requiere de valentía y que la obra tiene, ya que no se queda en la superficie».

¿Hay lugar para el perdón? «Casi al final de la obra, un personaje pregunta al otro: ¿Podrás perdonarme? Y el otro responde de una manera clara y ambigua», avanza Sergi Cervera, mientras que del pulso entre la venganza y el perdón, Marc Ribera dice que «finalmente, Torres se rinde, se desnuda emocionalmente y pide perdón; y cuando te piden perdón te pasan la pelota y es tu responsabilidad aceptarlo o no. La venganza, entonces, se diluye».

Temas

Comentarios

Lea También