Más de Cultura

Pablo Espadas vs. Teko, un proceso creativo en 24 h

Documental. ‘Las cosas no se arreglan en un día’ es un espejismo donde el rapero tarraconense y su personaje mantienen un cara a cara, evidenciando luces y sombras

Sílvia Fornós

Whatsapp
Fotograma del documental ‘Las cosas no se arreglan en un día’ de Pablo Espadas. FOTO: CEDIDA

Fotograma del documental ‘Las cosas no se arreglan en un día’ de Pablo Espadas. FOTO: CEDIDA

Las cosas no se arreglan en un día es un documental rodado durante la grabación del disco homónimo de Teko compuesto, producido y grabado en 24 horas. Es un espejismo donde el rapero tarraconense Pablo Espadas y Teko, su personaje, mantienen un pulso durante todo el proceso creativo de su nuevo álbum. El proyecto audiovisual se ha estrenado recientemente en la plataforma Filmin. Del documental, el artista dice que «llevaba muchos años fuera de la escena del rap y el hip hop, ya que lo dejé, en su momento, para formar la banda de rock La Doble Fila». Así, destaca que «el documental ha sido una forma de regresar a la escena de una manera rápida y fácil para mí. Fue un proyecto que surgió de forma espontánea, de la idea de hacer un disco en 24 horas surgió la oportunidad de hacer el documental». En este sentido, Las cosas no se arreglan en un día versa entre el proceso creativo y la confesión, para dar a conocer algunos detalles de la vida del artista. Además, según dice, «enfrentarme a mis miedos». Por ello, en cuanto al aprendizaje de la experiencia, asegura que «con el tiempo valoro mucho más el documental, ya que cada vez que visualizo el proyecto me doy cuenta de otros muchos aspectos y detalles». En este sentido, confiesa que «era algo que debía hacer para acabar con una etapa un poco oscura de mi vida, intentar hacer un cambio y salir a flote». «Estoy de vuelta, literal y metafóricamente... Con los años he perdido las ganas de auto boicotearme», dice. Y es que la carrera musical del rapero tarraconense no ha sido al uso. «En su momento, tuve cierta repercusión en España y Latinoamérica, por ejemplo llegué a actuar en el Palau de la Música y en el Palau Sant Jordi, y en mi mejor momento lo dejé todo para formar la banda de rock. He tenido ocasiones de ascender, pero he dejado pasar algunas oportunidades, por eso digo que me he auto boicoteado», afirma.

En cuanto a la elección del momento, explica que «cuando tocas fondo te das cuenta de que debes hacer algo con tu vida, así que el proyecto fue una vía de escape». Del reto de componer, grabar y producir el disco en 24 horas confirma que «estaba convencido de que era factible, por mi experiencia en el mundo de la improvisación, ya que tengo facilidad para escribir. También compusimos toda la música en el momento, que quizás fue lo más complicado, junto con la presión de sacar adelante las canciones, sí o sí. En cualquier caso, todos estamos muy contentos con el resultado».

Asimismo, el álbum resultante tiene esencia de rap, pero con un enfoque de canción de autor que es lo que el artista siempre ha querido hacer. Los scratches corren a cargo de DJ Soke (Pau Aguiló), que también ha sido el encargado de dirigir el documental donde se puede ver todo el proceso de composición del disco. Por último, el tarraconense asegura que el documental Las cosas no se arreglan en un día es mágico porque es personal y real, y me desnudo profesional y personalmente».

Temas

Comentarios

Lea También