Roba estesa deja fluir la emoción

El nuevo disco del grupo ‘Rosa permanent’ mezcla electrónica con sonoridades urbanas, pop y folk

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
Roba estesa deja fluir la emoción

Roba estesa deja fluir la emoción

Rosa permanent, el nuevo disco de las tarraconenses Roba Estesa, nació en época de dificultad, empezó a cocerse en las incomodidades de la pandemia, durante el confinamiento general, y disfrutó de un proceso de creación más reposado, hasta el punto que contó con un trabajo de estudio de casi un año, un hecho diferencial con respecto a otros trabajos de la banda. Roba Estesa no han abandonado su esencia, aunque han experimentado con ramalazos de electrónica y algún que otro ritmo urbano.

El álbum, el tercero de la formación tarraconense después de Descalces (2016) y Desglaç (2018), sigue las huellas del EP Dolors (2020), que marcó un antes y un después en la personalidad musical y estética del grupo.

«Es un disco muy emocional, tanto a nivel individual como de grupo, ya que está creado en un contexto muy diferente, como el que nos presentó la pandemia. Queríamos hacerlo muy presencial, pero el coronavirus nos dificultó mucho», reconoce la bajista del grupo, Anna Sardà.

Sobre la búsqueda de nuevos sonidos, la artista confirma que «habíamos tocado con otras bandas que habían ido por ese lugar de la electrónica y nos gustó la idea. Creo que después de tantos años haciendo lo mismo, la evolución y la inquietud musical resulta algo normal».

Joan Borràs (Oques Grasses) y Ferran Casas (Est Oeste) se han encargado de producir el disco, que flirtea también con el pop, sin soltar el característico «folk calentó» de la banda, etiqueta que encontró la formación para definir su distintivo estilo cuando empezó a grabar maquetas, en 2014.

El compromiso con los movimientos sociales y con el feminismo se conserva firme dentro de los rasgos identificativos de Roba Estesa, formado por Alba Magriñà(batería y percusiones), Anna Sardà (bajo, violonchelo y voz), Clara Colom (acordeón diatónico y voz), Claudia García-Albea (violín y voz), Gemma Polo (voz), Laia Casanellas (guitarra española), Helena Bantulà (guitarra eléctrica) y Sandra Brake (intérprete).

«Para nosotras, el grupo no solamente nos permite expresar nuestra música, también es una plataforma para el activismo, donde podemos dar nuestras opiniones y comprometernos con movimientos sociales. En el nuevo disco hemos reflexionado mucho sobre el LGTBI, por ejemplo», reafirma Anna Sardà, justo pocos días después de que Rosa permanent haya amanecido para el público.

Estreno en la sala Apolo

La nueva propuesta de la banda tarraconense gozó de un estreno de postín en la sala Apolo de Barcelona, donde contó con una gran respuesta del público en el primer concierto de presentación de las nuevas canciones. «Habíamos tocado en la sala pequeña del Apolo y teníamos esa ilusión de hacerlo en la sala grande. La experiencia fue muy bonita, vino mucha gente y hubo mucha energía», recuerda Anna Sardà.

Mientras Roba Estesa asimila el impacto de las creaciones que acaban de salir del horno, espera con ansia que se normalice la situación social, sobre todo para poder pisar los escenarios y ofrecer su directo con la mayor normalidad posible. Hay ansia de reencuentro con el público.

Temas

Comentarios

Lea También