Más de Cultura

Cultura Vive, ama, ríe...l ee

Salud física y mental: cada bocado cuenta

La importancia de la microbiota intestinal. Gracias a su primer libro, la nutricionista Blanca García-Orea nos descubre una forma revolucionaria de alcanzar el completo bienestar cuidando nuestras bacterias

Ana Rivera

Whatsapp
La nutricionista clínica es especialista en nutrición digestiva y hormonal, máster en microbiota humana. FOTO: Blanca García-Orea

La nutricionista clínica es especialista en nutrición digestiva y hormonal, máster en microbiota humana. FOTO: Blanca García-Orea

Dicen los especialistas que el intestino es nuestro segundo cerebro. Y razones no les faltan: actualmente, se tiene la certeza de que hay 200 millones de neuronas en el intestino y que este sistema nervioso entérico se comunica de manera estrecha con el sistema nervioso central. Éste último se encuentra en interacción permanente con el tubo digestivo, haciendo que cerebro e intestino estén estrechamente ligados a través de la microbiota intestinal, siendo el canal de comunicación entre intestino y cerebro, influyendo de esta forma sobre el funcionamiento cerebral, nuestra salud neurológica y biológica, además de en nuestras emociones. 

Nutricionista clínica, especializada en nutrición digestiva y hormonal, Blanca García-Orea Haro acompaña a muchos pacientes a mejorar su estado de salud a través del bienestar intestinal. 

Con cerca de medio millón de seguidores en instagram (@blancanutri), esta joven doctora también comparte a diario los beneficios de una alimentación saludable y cuidadosa con nuestras bacterias intestinales e interesantes y sabrosas recetas. 

Cuenta en su libro que el intestino alberga más de 100 billones de bacterias, que se encargan de regular nuestro sistema inmunitario, además de participar activamente en el desarrollo del cerebro y sus funciones, «por lo que queda evidente el papel tan destacado que desempeña la microbiota en los cuadros de ansiedad, estrés e incluso en el caso de enfermedades neurodegenerativas. Así, más allá de cuando nos toca comer, el eje cerebro-intestino influye en el estado de ánimo, en el comportamiento y, por tanto, en nuestro bienestar y en la evolución de determinadas patologías neurológicas». 

A través de las páginas de Dime qué comes y te diré qué bacteria tienes podremos conocer  en profundidad el funcionamiento del tubo digestivo, su ya comentada conexión con el cerebro, qué es la microbiota, cuáles son los principales trastornos digestivos e intentar observar si nos identificamos con alguno, además de aprender a comer mejor, cuidar nuestra cocina y regalarnos recetas maravillosas que nos ayudarán a nutrir nuestras bacterias para que generen sustancias beneficiosas en pos de cuidar nuestra salud.

Dime qué comes y te diré qué bacteria tienes

  • Autor: Blanca García-Orea Haro
  • Editorial: Grijalbo
  • Páginas: 270

Temas

Comentarios

Lea También