Más de Cultura

Cultura Entrevista

Susana Rubio: «Hay que saber decir ‘no’ en todos los niveles»

La cambrilense inicia con ‘Arrivederci amor’ la serie Roma, una historia romántica con algunos mensajes sobre los que reflexionar.

Gloria Aznar

Whatsapp
La escritora cambrilense Susana Rubio, en el Pádel Cambrils. Foto: Alfredo González

La escritora cambrilense Susana Rubio, en el Pádel Cambrils. Foto: Alfredo González

Cloe, Marina y Abril llegan a Roma de Erasmus, donde encuentran a Adriano en una situación comprometida, lo que hará que Cloe, instintivamente, no se interese por él. Así arranca Arrivederci amor (Montena. Grupo Penguin Random House), la primera de las tres novelas de la serie Roma, con la que la escritora Susana Rubio deleitará a sus fans este verano. Se trata de tres historias autoconclusivas, que funcionan de manera independiente. La segunda entrega, Ciao, bonita, se publica el 8 de julio. La cambrilense es autora de éxitos como Tengo un Whatsapp o la bilogía Todas mis amigas y Todos mis amigos. (@susanarubiowriter)

¿Se le han quedado pequeñas Barcelona y Madrid?
Sí. Quería cambiar de ambiente, por lo que pensé en una ciudad que conociera y que hubiera visitado. Creo que Roma es la ciudad perfecta. La Ciudad Eterna tiene un montón de rincones chulísimos para la historia más romántica. Porque esta historia es muy romántica.

Una de sus protagonistas padece trastorno obsesivo compulsivo (TOC). ¿Por qué esta afección mental?
Es una de las cinco enfermedades mentales más comunes y pensé que es importante darle visibilidad, darle voz. Además, hay que normalizar estos trastornos y saber que con un tratamiento adecuado, estas personas pueden llevar una vida normal. Como pedagoga, me atrae el tema de la psicología y acabé aprendiendo un poco para poder ser Cloe.

Con sus manías...
Se llaman manías, pero son obsesiones, que ella tiene bastante controladas. A lo largo de su vida se ha visto marcada por la palabra rara o distinta, hasta que ha aprendido a quererse, a entenderse e incluso a hacer autoterapia de ella misma.

Cloe vive un pequeño episodio de bullying.
Es secundario porque afortunadamente encuentra muy buenas amigas. Marina le dice que lo que a ella la hace diferente también  la hace especial. Y esto es muy bonito. Incluso Adriano hay momentos en los que la admira y para ella es muy positivo.

Adriano, una persona atormentada...
Es una persona muy fuerte que ha vivido unas experiencias bastante desagradables, que son muy comunes hoy en día. Y todo lo que vive en su infancia le marca. Él lucha contra ello y al final sale adelante. Se saca su carrera, trabaja de lo que quiere, hace su vida, se independiza y logra separar una cosa de la otra. 

Como pedagoga, ¿cree que lo que ocurre en la infancia siempre nos persigue?
Sí. Siempre. Yo, que trabajo con menores, veo a niños con el mismo tipo de problema en diferentes ámbitos escolares o familiares y depende de lo que les rodea van a ir por un camino o por otro. Nos marca el tipo de familia en que nacemos y también las amistades que tengamos porque a veces el ambiente social influye más que la genética. Se puede ser una persona muy insegura, pero si está rodeada de gente que la quiere, que la estimula, que la motiva, poco a poco eso lo va superando.

Marina y Adriano tienen éxito en TikTok. ¿Cómo se mueve usted por las redes?
Ahora bien. Pensé que estos personajes podrían ser consumidores de TikTok, que se lleva muchísimo. Y empecé a investigar.

¿Ha hecho alguno?
No. Pero sí que tengo una cuenta con mi nombre de escritora. Respeto mucho a la gente que con mi edad o más los hace, pero yo no me veo haciendo TikToks ni bailando. Aunque ahora también soy consumidora porque es una cosa que al final te engancha. Sé quiénes son los más top. 

Sexualmente sus personajes son diversos.
Quería tocar este tema. Solo me falta el poliamor.

‘Arrivederci amor’ es un poco poliamor, al menos al principio.
Adriano se deja querer. Él vive su vida a su manera y no hace daño a nadie. Es muy sincero. Es decir, no va a ofrecer mucho más de lo que ofrece y la mayoría de chicas lo aceptan así. Pero quería hablar de la bisexualidad, que sé que entre los jóvenes está muy al corriente y también de la homosexualidad, porque es un tema importante. 

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es una de las cinco enfermedades mentales más comunes y pensé que es importante darle visibilidad, darle voz.

La sociedad no la acaba de aceptar.
Siempre hay personas que a nivel familiar les cuesta salir del armario. Hay familias que son muy cerradas con estos temas.

También hace campaña del ‘No es no’.
Es muy importante porque en ocasiones los chicos, en menor o mayor medida, el ‘no’, no lo entienden. Hay algunas chicas a las que también les pasa. Pero sobre todo de cara a ellas creo que hay que insistir, que sean conscientes de que cuando dicen que ‘no’, es ‘no’. Es decir, no me pongas un dedo encima, no me mires o no me hables. El chico lo tiene que respetar y hay que hacerse respetar. Hay que saber decir ‘no’ en todos los niveles.

No es fácil para todo el mundo.
Porque a veces nos da miedo decir ‘no’ para no ofender, para que el otro no se enfade, para que no le deje de gustar... Y esto es en un nivel pequeño pero luego vamos a otro más elevado cuando hablaríamos de esas mujeres que son maltratadas, que no denuncian, que tienen miedo… Vamos de lo pequeñito a la violencia o a la muerte de tus hijas en el mar. 

Susana Rubio en el Pádel Cambrils. Foto: Alfredo González

Y justamente lo piensa Adriano.
Esta idea me gustaba mucho. Él es extrovertido en sus relaciones. Es una persona muy normal, de las que podemos encontrar hoy en día, de chicos y chicas que viven su sexualidad como quieren y que luego defienden este tipo de cosas porque también hay muchos chicos que se echan las manos a la cabeza por lo que hacen los de su género. 

Las chicas son las que llevan la batuta en esta historia. Cloe, Fabrizia, Nicola...
Es un mensaje feminista sutil que las que saben leer entre líneas lo verán. De hecho, ya me lo han dicho algunas lectoras. Les doy mucha voz a ellas y no de una manera violenta o abusiva. En positivo.

El sexo, seguro.
Siempre. Aunque puede haber algún error, procuro dar el mensaje de póntelo, ya no solo por los embarazos no deseados, sino por las enfermedades.

Y el aliento de que si persisten, conseguirán su sueño.
Sí, dentro de una lógica. Es un poco el sueño americano. Puedes tener más o menos limitaciones, pero si te dedicas y te esfuerzas, al final lo conseguirás.

Temas

Comentarios

Lea También