Más de Cultura

Visión crítica a través del arte

Tortosa. La Diputació pone en marcha un proyecto para apoyar a los creadores y sus obras en todo el territorio

GLORIA AZNAR

Whatsapp
Foto de familia de todos los implicados en el nuevo proyecto de la Diputació, ayer en Tortosa, a las puertas de la Escola.Foto: joan revillas

Foto de familia de todos los implicados en el nuevo proyecto de la Diputació, ayer en Tortosa, a las puertas de la Escola.Foto: joan revillas

L de liderazgo; E de enseñanza; S de sinergia; C de compartir; O de oportunidad y L de libertad. Son las letras que conforman la palabra Escola, el epicentro del nuevo proyecto de la Diputació de Tarragona que lleva por nombre Escola per l’Art i la Cultura y que se presentó ayer en Tortosa de la mano de la presidenta de la entidad, Noemí Llauradó, acompañada del diputado de Centres d’Ensenyament, Jordi Cartanyà, de la directora de la Escola d’Art, Pilar Lanau, así como de otros agentes artísticos y culturales implicados. «El proyecto es el resultado de la suma de 70 años de trabajo de la Escola d’Art de Tortosa y de los 55 del Taller de Valls», comentó Noemí Llauradó, una esencia que ahora llegará a todos los rincones del territorio, del Camp de Tarragona y de las Terres de l’Ebre.

En este contexto, Valls y Tortosa serán las sedes estables, mientras que los municipios que ofrecerán formación en calidad de subsedes son Alcover (Alt Camp), Mont-roig del Camp (Baix Camp), Deltebre (Baix Ebre), l’Arboç (Baix Penedès), Montblanc (Conca de Barberà), Sant Carles de la Ràpita (Montsià), Falset (Priorat), Miravet (Ribera d’Ebre), Torredembarra (Tarragonès) y Horta de Sant Joan (Terra Alta). Todo con el objetivo de apoyar a los creadores y creadoras para que puedan desarrollar su trabajo o, como manifestó ayer Jordi Cartanyà, «para que se puedan dedicar a lo que quieren».

Así las cosas, la Escola será un espacio bidireccional, un centro al que no se acudirá únicamente a recibir, sino a intercambiar. Será, además, de creación y aprendizaje para todos los públicos. «Las artes son universales y las tenemos que democratizar», resaltó Cartanyà, lo que significa hacerlas llegar no solo a los profesionales, sino también a los que tienen una curiosidad puntual en un momento determinado, «a aquel que quiere evadirse en su día a día a través de estas disciplinas».

Dos fases

La iniciativa, que echará a andar en septiembre con el nuevo curso escolar aglutinará, entre otras cosas, exposiciones, coworking, residencias de artistas y un sinfín de actividades con las que arropar los primeros pasos de los jóvenes que se adentren en este mundo. Es una manera de detectar los nuevos talentos y «de ser más eficaces. De fomentar la cultura y todos los valores que permiten activar el sentido crítico de la ciudadanía porque la cultura nos ayuda a ser mejores personas», recalcó Cartanyà. En definitiva, democratizarla o lo que es lo mismo, hacerla partícipe de todos.

En esta línea, en una primera fase, la Escola empezará a impartir formación en formato presencial en toda la demarcación. En concreto, se podrán cursar monográficos especializados e innovadores impartidos por creadores y profesionales del arte y de la cultura. Posteriormente, en una segunda fase, se ofrecerán otros servicios para los artistas como la convocatoria Tens un projecte?, por la que los que se presenten contarán con instrumentos para desarrollar sus proyectos. En este sentido, se prevé acompañar a los creadores y agentes facilitándoles, si es necesario, espacios, contactos y otros recursos, en un innovador servicio que permitirá a la Escola aproximarse a sus usuarios, así como detectar las necesidades e inquietudes profesionales de cada momento.

Un proyecto que nace en Tortosa y Valls, pero que se interiorizará en cada una de las comarcas con la finalidad de «hacer crecer la difusión artística y cultural contemporánea. Conectando el arte con los oficios artísticos del siglo XXI y con otros ámbitos como la ciencia, la ecología, la industria y el turismo, así como fomentando los espacios de pensamiento», concluyó por su parte, Pilar Lanau.

Temas

Comentarios

Lea También