4 de cada 5 niños sobreviven al cáncer infantil

Cada año son diagnosticados en España casos de 1.500 niños de hasta 14 años con esta enfermedad

| Actualizado a 16 febrero 2022 12:32
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Ayer se celebró el Día Internacional del Cáncer Infantil, del que cada año son diagnosticados en España 1.500 niños de hasta 14 años. De ellos, el 81 % sobrevivirá 5 años después, una tasa que en 1980 era tremendamente más baja: solo el 54 por ciento lo superaba.

Mireia, de 35 años, fue una niña de las de entonces. En 1994, el día que cumplió 7, su madre la llevó al hospital en Valencia y allí se quedó ingresada con su sarcoma de Ewing, un tumor óseo en el fémur que superó un año más tarde, después de operaciones, tratamientos, idas y venidas a la UCI y un verano entero postrada en la cama escayolada de pies a hombros. Su padre la sacaba a la terraza para que jugase a distancia con sus amigos de la urbanización, que estaban abajo, en la piscina.

El día de su Comunión, un año y tres meses después de haber sido diagnosticada, Mireia vio que su familia lloraba y ella no entendía nada. Preguntó por qué. «Cariño, es que tú no ibas a tomar la Comunión, tú no ibas a estar aquí«, le contestó su abuela. Ella le dio la espalda y se fue a jugar.

Veinticuatro años después es fácil ver a Mireia en la playa con su tabla de surf. Ama la adrenalina. Tiene una pierna ortopédica y la columna rotada como consecuencia de las operaciones que le hicieron, y un dolor crónico que a veces la inhabilita y la obliga a meterse en la cama y esperar.

De hecho se agarró al deporte hace tres años, cuando por el dolor inaguantable que le sobrevino tuvo que dejar su trabajo en una agencia de publicidad y se sumió en una tristeza profunda.

«Fue un proceso bastante difícil. Pensaba: 'Quiero seguir trabajando, pero no puedo'. Y a su vez tenía muchísimo miedo de tener que volver a trabajar y ponerme de nuevo mala. Me dieron una incapacidad laboral absoluta revisable en 3 años, pero es degenerativa, dudo que vaya a ponerme mejor», explica Mireia Cabanyes. Para ayudar al cuerpo se entregó al surf y para «matar» a su mente está estudiando un doctorado con el que investiga sobre los índices de empleabilidad de la mujer con discapacidad.

Mireia colabora con Asion, la Asociación Infantil Oncológica de Madrid a la que también pertenecen Nico y su familia. «Cada niño es un mundo», resume Alba Plata, trabajadora del centro que señala que con la rehabilitación neuropsicológica muchos niños con dificultades pueden avanzar.

Comentarios
Multimedia Diari