Arte abstracto y figurativismo se fusionan en una muestra en TGN

El Tinglado 2 del Moll de Costa acoge, a partir el jueves, obras de Miquel Planchart

| Actualizado a 18 enero 2022 14:18
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

El artista Miquel Planchart, que proviene del mundo audiovisual y que combina su bagaje en la técnica estereoscópica con el mundo de la naturaleza, inaugura este jueves, a las 20.00 horas en el Tinglado 2 del Moll de Costade Tarragona, una exposición singular: De formes deformes. En esta muestra presenta un ejercicio de eclecticismo visual que se aparta de todos los convencionalismos hasta ahora conocidos en la fotografía. El artista parte de una base fotográfica realizada con técnica estereoscópica con resultados sorprendentes: cada imagen es una obra por sí misma, donde la abstracción y el figurativismo se confunden, transportándonos a espacios nuevos, mundos y paisajes oníricos, rostros imprecisos y composiciones surrealistas.

Como explica el autor, «estamos inmersos en una sociedad eminentemente visual, donde la cultura está impregnada de sensaciones visuales, donde la imagen es todo, un todo ubicuo, universal, al alcance de lo que nuestra capacidad de observación es capaz de asimilar, interpretar y al mismo tiempo seleccionar en función de nuestras necesidades».

La muestra es una propuesta visual que presenta una nueva dimensión en las obras: se altera la imagen de tal forma que un paisaje idílico se convierte en un decorado de insomnio, hermoso desnudo puede crear desasosiego, unas sombras se convierten en una belleza irreal, bosques calcinados en poéticas esculturas, en rostros amables, rostros tenebrosos, esculturas alteradas que nos trasladan a entornos atemporales, arquitecturas imposibles.

Son composiciones inesperadas a partir de imágenes sencillas: un reflejo en el agua, un camino en el bosque, una casa abandonada o un árbol caído es motivo para ser interpretado de una forma nueva, atrevida, imaginativa, distorsionando la realidad de tal forma que nos transporta a espacios inimaginables dentro de un mundo de formas deformes.

Planchart reinterpreta a través de la fotografía instantes captados de forma estereoscópica, una captura de la imagen próxima a la realidad, desde dos puntos de vista, como lo veríamos a través de nuestros ojos y el resultado final tratado de tal modo que nos generan una lectura muy distinta a la que los ojos limitan. Un mundo de formas aleatorias, maraña de geometrías imposibles que esconde contenidos, perspectivas, puntos de vista nuevos cuando se relee de una forma distinta, completamente original dan lugar a una amalgama de extraños y sorprendentes resultados visuales. Son imágenes que atraen por su variada interpretación.

La exposición, de acceso libre, estará abierta hasta el 13 de marzo. El horario de visita será de 10 a 13 horas y de 16 a 19 horas. Los domingos y festivos permanecerá abierta de 11 ha 14 horas. Los lunes, permanecerá cerrado.

Miquel Planchart emplea la técnica del anaglifo: utiliza los colores del sistema aditivo como el rojo (primario) y el cian (secundario) y como resultado da la posibilidad de ver de forma estereoscópica (3D), siempre con la mediación de gafas con filtros. Esta técnica se desarrolló en el último tercio del siglo XIX, y pese a sus casi ciento cincuenta años de historia, sigue en plena vigencia. Así, a pesar de la evolución tecnológica en el ámbito de la visualización estereoscópica (3D) -sistemas de visión por polarización de la luz, sistemas activos o realidad virtual- sigue presente en el campo de la impresión, ya sea fotográfica o en publicaciones.

Comentarios
Multimedia Diari