Arte y salud mental se cruzan en Amposta

Nora Ancarola conecta la Fundació Pere Mata Terres de l’Ebre y la Escola d’Art i Disseny de Amposta

| Actualizado a 27 diciembre 2021 14:01
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La comunidad, las fronteras y el lenguaje son el punto de partida y conexión de la exposición Antes del lenguaje, que la artista Nora Ancarola (Buenos Aires, 1955) exhibe en Lo Pati-Centre d’Art de les Terres de l’Ebre. «La propuesta de exposición surgió a finales de 2019. Entonces, estaba trabajando en cuestiones vinculadas con el lenguaje, en lo que se refiere a ciertas distorsiones relacionadas con la migración, los sistemas de control, las fronteras, etc.», recuerda la artista.

Asimismo, cuando la creadora, quien vive y trabaja en Barcelona desde el año 1978, empezó a esbozar la muestra se propuso involucrar a varios colectivos, ya que «cuando me plantean cualquier proyecto, aprovecho para compartir la experiencia, ya sea con artistas más jóvenes para darles visibilidad o con otros colectivos con la intención de vincular la obra al contexto social y el territorio». De este modo surgió la idea de colaborar con las creadoras Camila Barcellone y Diana Rangel y la terapeuta Celeste Reyna, además de implicar a usuarios y terapeutas del centro de salud de la Fundació Pere Mata Terres de l’Ebre y la Escola d’Art i Disseny de Amposta.

Por ello, Antes del lenguaje consta de seis instalaciones artísticas en el espacio expositivo de Lo Pati; mientras que el segundo bloque –bajo el nombre Accions deslocalitzades– se ha desarrollado conjuntamente con ambas instituciones. Por último, la artista también ha colaborado con La Caníbal Edicions que, a modo de catálogo de la exposición, ha publicado un diario que recoge artículos filosóficos y de crítica de arte para profundizar, desde la vertiente teórica, sobre todos aquellos temas que nutren la exposición.

La frontera y el lenguaje

Ebre, Frontera encarnada es la instalación en la que la artista visual explora como el tramo final del río Ebre se convirtió en una frontera entre los dos bandos durante el final de la Guerra Civil. «No me interesaba trabajar en lo que se refiere al relato que se ha hecho, sino hacerlo desde los discursos que existen en el margen». Así, la instalación Paraules per a la memòria está formada por piedras traídas desde el Poble Vell de Corbera d’Ebre, destruido durante la Guerra Civil. «Por un lado, las piedras nos ayudan a reconstruir la historia, para poder hacer memoria, a la vez que contribuyen a construir algo nuevo», explica Nora Ancarola. Encima de la instalación, ubicada en el exterior de Lo Pati, se pueden leer palabras como restauración, resiliencia y reparación.

En el interior del centro de arte, el circuito expositivo incluye la obra Llengualeche que analiza los sistemas de poder y control, el lenguaje, la migración, la necesidad de integración de los individuos y las situaciones de vulnerabilidad; mientras que las obras de las artistas Camila Barcellone y Diana Rangel son Eva, su voz... y Indagaciones sobre una voz rota, respectivamente. La primera invita a hacer un recorrido, a través de la voz de Eva Perón, por el lenguaje del pueblo, y como se convierte en lenguaje del espectáculo hasta llegar al lenguaje de la política. Por su parte, Diana Rangel sitúa el visitante en el umbral donde el lenguaje nos hace vulnerables y donde, a la vez, acontece un instrumento de autoconocimiento.

Por último, se exhibe la videoinstalación On la_llengua per venir, formada por tres proyecciones y una instalación interactiva sobre los efectos del lenguaje en relación con la diferencia sexual y las cuestiones de exclusión social poscolonial.

El proyecto, reconocido con la Beca Multiverso 2019 a la Creación en Videoarte de la Fundación BBVA, con la colaboración del Museo de Bellas Artes Bilbao, «investiga alrededor del lenguaje a través de los textos de Paul Celan y Gloria Anzaldúa, autores que sufrieron de una manera singular, especial y diferenciada el exilio, y cuyos escritos reflejan la herida del lenguaje». Sobre este aspecto, la artista visual cita el pensamiento del psiquiatra reusense Francesc Tosquelles, quien terminó exiliado en Francia. «En aquella época, Tosquelles hacía referencia a que en el lenguaje se plasma la herida del exilio», comenta Nora Ancarola.

¿Cómo contribuye el lenguaje a cerrar estas heridas? «Buscando lo que nos conecta antes del lenguaje, ya que es donde podemos reencontrarnos, es decir, aceptando al otro, como alguien diferente», responde la artista visual.

En este sentido, Nora Ancarola argumenta que «a pesar de que el lenguaje es muy importante para una sociedad, la lengua no es el lenguaje, son cosas diferentes. Soy argentina y cuando llegué a Catalunya, en la década de los ochenta, aprendí a hablar catalán para entender al otro», quien añade que «el lenguaje es algo más que las palabras, es todo aquello que como comunidad compartimos, como las emociones, los sentimientos, etc.».

Trabajo en comunidad

Sobre la colaboración con Fundació Pere Mata Terres de l’Ebre, Nora Ancarola explica «me interesaba trabajar con los usuarios de la institución porque, aun estando cerca de Lo Pati, preguntaban si podían entrar al centro de arte, como una demostración de autoestigma».

Así, en medio del confinamiento y las restricciones como consecuencia de la pandemia, la fundación, la Escola d’Art i Disseny y Lo Pati empezaron a trabajar en la distancia a través de mensajes de texto y de voz entre los participantes. Con este material se generaron contenidos para participar en el ciclo de podcasts Quasi Veu, un proyecto artístico del Departament de Cultura y la Xarxa de Centres d’Arts Visuals de Catalunya. Asimismo, cuando las restricciones se relajaron, se inició la actividad Passejos per al Pensament, un recorrido por Amposta durante el que, explica Nora Ancarola, «invitamos a los participantes a plasmar las emociones surgidas durante el camino».

El valor del arte

Por todo ello, para la artista visual «el arte puede poner en primera línea las problemáticas que existen en la sociedad, sin generar un trauma, sino hablando de aquello que nos preocupa para intentar buscar las posibles soluciones». Por último, Nora Ancarola recuerda que «el arte es la materialización de un grupo de personas que trabajamos, codo con codo, con la sociedad, y por lo tanto, no estamos ni un paso por delante ni un paso por detrás».

Comentarios
Multimedia Diari