Cine. 'La abuela', la belleza y el miedo a envejecer

Terror. Paco Plaza contrapone juventud y senectud en un filme con reminiscencias de ‘La semilla del diablo’ y donde el horror truculento va ‘in crescendo’

| Actualizado a 27 enero 2022 13:46
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Como dice Paco Plaza, director del filme, «las películas de terror dialogan con el espectador de forma diferente». Y así es. Los filmes de género establecen una comunicación sensorial y un elemento de comunidad especial.

El género del terror no es diferente a otros géneros, aunque pensemos que su único objetivo es asustarnos. También abordan temas para reflexionar. La obsesión con la belleza y el miedo a envejecer son los motivos que aborda Plaza en La abuela, un filme coescrito junto a Carlos Vermut y que guarda reminiscencias con La semilla del diablo. Solo que en lugar del matrimonio Woodhouse, los protagonistas son abuela y nieta y el demonio no será el bebé, sino la vejez.

La trama arranca cuando Susana (Almudena Amor), una modelo de veintitantos años, debe dejar su vida en París para volver a Madrid a ver a su abuela (la actriz brasileña Vera Valdez) que ha sufrido un derrame cerebral. Susana, huérfana, necesita encontrar a alguien que se encargue de cuidarla, pero las cosas se complican más allá de lo imaginable.

El director de éxitos como Quien a hierro mata (2019), Verónica (2017), El segundo nombre (2002) o tres de las entregas de REC juega con símbolos como los espejos y las matrioskas rusas. Hay una escena, por ejemplo, en la que los dos rostros, la anciana y la nieta, se reflejan a la vez en un espejo, icono de la juventud que fue y la vejez que será. Y, con la idea de las matrioskas, Plaza trata de expresar la idea de la acumulación de espíritus que se da en todas las personas. «Llevamos dentro a nuestros ancestros, todos los que nos precedieron siguen viviendo en nosotros», argumenta el cineasta valenciano.

El filme tiene curiosidades, como que su rodaje fue uno de los primeros afectados por la pandemia y tuvo que interrumpirse el 13 de marzo de 2020 después de tres semanas de rodaje. La incertidumbre prosiguió en los siguientes meses ya que en esa etapa inicial de la pandemia todo eran incógnitas, además de que la actriz que Vera Valdez tuvo que regresar a Brasil a confinarse en uno de los países más afectados.

Ahora, casi dos años después, llega la terrorífica La abuela. El tiempo no ha pasado en vano.

 

Otros estrenos

'Belfast'

Kenneth Branagh viaja hasta sus recuerdos de infancia (el guion en suyo y con una bella fotografía en blanco y negro) en este filme que suena para las nominaciones a los Oscar tras sus 7 nominaciones a los Globos de Oro.
La película, un drama de madurez ambientado en los tumultos de la Irlanda del Norte de finales de los años 60, sigue al joven Buddy mientras navega por un paisaje de lucha obrera, cambios culturales radicales y violencia sectaria. Buddy sueña con un futuro glamuroso que lo aleje de los problemas, pero, mientras tanto, encuentra consuelo en su carismático padre y su madre, y en sus alegres abuelos.

'En un muelle de Normandía'

Marianne Winckler, una reconocida autora, decide escribir un libro sobre la precariedad laboral viviendo esta realidad de primera mano. Para ello, ocultando su identidad, consigue trabajo como limpiadora en un pueblo de Normandía y descubre una vida ignorada por el resto de la sociedad en la que cada euro ganado o gastado importa. Pese a la dureza de la experiencia, la solidaridad entre compañeros crea fuertes lazos de amistad. La ayuda mutua conduce a la amistad y la amistad a la confianza pero ¿qué pasa con esta confianza cuando la verdad sale a la luz?

'Todo ha ido bien'

Sobrio drama en el que la vejez y la importancia de la familia son los ejes sobre los que gira la nueva película de François Ozon, cineasta francés responsable de filmes como En la casa, Las piscina, 8 mujeres, Joven y bonita o Verano del 85.
Emmanuèle, una novelista con una vida privada y profesional plena, se precipita al hospital al enterarse de que su padre, André, acaba de tener un accidente cerebrovascular. Cuando se despierta, debilitado y dependiente, este hombre, curioso por naturaleza y amante apasionado de la vida, le pide a su hija que le ayude.

 

Comentarios
Multimedia Diari