El ‘Got Talent’ de la URV

La novena edición del concurso de monólogos reparte humor y ciencia a raudales en el Teatre Bartrina

| Actualizado a 31 marzo 2022 14:09
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Cuando Carles Cortés tomó el escenario del Teatre Bartrina, la platea ya se había inundado de alumnos procedentes de diferentes centros educativos del Camp. El periodista tarraconense se proclamó maestro de ceremonias con acierto. Presentó el noveno concurso de monólogos científicos de la Universitat Rovira i Virgili con energía, vitalidad y dinamismo. Se agradece en actos como éste, donde los discursos eternos pesan demasiado. Cortés huyó de eso, explicó bien y fue al grano. Otorgó el protagonismo a los verdaderos actores.

El certamen Vols saber què investigo? se ha convertido en una especie de Got Talent para los seis doctorados que exponen sus tesis desde un prisma ameno y con tintes bromistas. Todo, a partir de un lenguaje digerible, una apuesta para nada sencilla si tenemos en cuenta la temática, cercana a la ciencia. El jurado, formado por tres personas, no alcanza la exigencia de Risto Mejide, aunque el director de l’Escola de Doctorat, Josep Ribalta; la profesora del Departament d’Estudis de Comunicació, Cilia Williem y la integrante de la compañía Big Van, Helena González, pidieron, en este caso, calidad en el discurso. Dictaminaron que David de Yzaguirre luciera en el foco como ganador del evento.

El protagonista, doctorado en el programa de Turisme i Oci, explicó de una manera divertida cómo comunicar las marcas de vino con su representación La malvasia de Sitges enamora: la importància de les emocions en l’enoturisme. Debatió, precisamente, sobre la codificación de las emociones para mejorar la marca del territorio.

Laia Gutiérrez, doctorada en Biomedicina, expuso Star wars: una nueva esperanza para el Alzheimer, un monólogo que acentúa la posible relación entre la diabetes tipo dos y esta enfermedad. Estudia si la molécula micro-ARN puede ser una buena herramienta para detectar el Alzhéimer de forma preventiva.

Laia aceró al público una curiosa relación entre los films y las enfermedades. «Para conocer el capítulo seis de cualquier serie necesitas saber qué ha pasado en el primero y en el segundo. Con las enfermedades debes conocer dónde está el origen para poder prevenirlas».

En esta octava edición del concurso se añadió una tercera premiada con el galardón del público, en este caso la responsabilidad corrió a cargo de los alumnos de los diferentes centros educativos de la provincia que poblaron el Teatre Bartrina.

La joven audiencia determinó a Laia Gil, del programa en Ciencia y Tecnología Química, que indagó sobre uno de los retos del siglo XXI; la valorización de hidrocarburos en moléculas de alto interés para la industria química. Su presentación llevó por nombre Producció de mascaretes més sostenibles. Màgia o química? «Por suerte, dentro de poco, ya no tendremos que fabricar más», destacó la ponente.

Completaron el concurso otros tres doctorados: Jordi Mercader, del programa de Economía y Empresa, exhibió su número T’hi jugues deu euros? en el que profundizó sobre la investigación para saber cómo las personas deciden invertir dinero. ¿Lo hacen para ganar más o por temas psicológicos? fue la pregunta que lanzó al público. Tras un juego emocional con los alumnos tiró su moneda al aire y salió cruz. Les recordó que «me debéis todos 15 euros».

Mercader precisó sortear a un incómodo problema de sonido, ya que se convirtió en el primer monologuista de la matinal. Lo consiguió con unas tablas impropias, como un auténtico actor de postín. Abdulaziz Aldureid, doctorado en Nanociència, Materials i Enginyeria Química, y Pablo Ruiz, en Derecho, completaron el reparto de monologuistas de el capítulo de 2022.

El humor de Big Van

La sesión contó también con los monólogos de la compañía Big Van, un grupo de científicos y científicas que cambia la visión de la ciencia, su actuación tuvo muy buena acogida. Sus intérpretes se definen como investigadores de día y monologuistas científicos de noche, y provienen de distintos ámbitos del conocimiento. A través de este género, estos artistas suben al escenario para divulgar, de forma entretenida y divertida, una materia que, a veces, resulta compleja de comprender.

De hecho, inauguró el certamen de ayer Helena González, y con una exposición repleta de buen gusto y rasgos cómicos reinvidicó la figura de la mujer durante la historia de la ciencia. Todo ello en un marco incomparable como el Teatre Bartrina, icono de la cultura reusense y lugar de culto para los jóvenes.

Comentarios
Multimedia Diari