Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

ExpOtaku muere de éxito

El Salón del manga, videojuegos, anime y cultura japonesa congrega a miles de visitantes hasta este domingo

| Actualizado a 23 julio 2022 18:09
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

ExpOtaku es un salón consolidado en Tarragona, sin duda, y este sábado fue la prueba fehaciente. Pese a que en esta edición los organizadores han optado por crecer y han puesto a disposición de conferenciantes y público el Auditori August del Palau de Congressos con el objetivo de ganar espacio para otras actividades, no ha sido suficiente y así lo atestiguaba ayer la larga cola, de más de 200 personas, bajo un intenso calor, en el exterior del Recinte Firal, en pleno mediodía. «Llevamos una hora esperando», comentaban Ángel y Nicolás, entrada en mano. ¿Cuál era el problema? Se habían congregado más personas que aforo disponible, según confirmaba el director del certamen, Valentín Rivas. El Recinte Firal tiene un aforo máximo de 1.103 personas, que se quedó corto, lo que obligó a la organización a prohibir la entrada al público hasta que se produjese la salida de otros visitantes. De igual modo, para evitar más aglomeraciones se decidió no poner más entradas a la venta y entregar hojas de reclamaciones a los que las quisieran. Como contraste, los pocos asistentes al escenario del Auditori August disfrutaban de las conferencias en un ambiente fresco y tranquilo. Allí aguardaba, por ejemplo, la cosplayer Hatsune Miku junto a su familia, al conferenciante del momento.

En el Recinte Firal, ajenos a la exasperación exterior, los que habían conseguido acceder a primera hora de la mañana se lo pasaban en grande entre los más de 65 expositores y las actividades previstas. Entre ellas, la zona Matsuri reunía a numeroso público, a pesar del sol. Algunas de las propuestas son zona de combate; comida japonesa con el ramen a la cabeza y un photocall 3D interactivo para ver qué estilo se tiene con kimono, además de la casa de la fortuna. Aunque más que fortuna, parecía infortunio, a tenor de los malos presagios que habían salido hasta el momento. «Según los parámetros, dependiendo del color que saques te depara una suerte u otra», explica Eric. Una vez tentada la diosa fortuna y tras escribir un deseo en el reverso de la predicción, si esta ha sido buena, te la llevas contigo. Si, por el contrario, ha sido nefasta, se queda allí. Una servidora se la pudo llevar, aunque en el stand lucían, flamantes, más de un centenar de infortunios a falta de toda la tarde de ayer y el día de hoy.

$!Largas colas en el acceso a ExpOtaku en el Palau Firal. Foto: Glòria Aznar

Y así, con la fortuna de cara o, al menos, no del todo en contra, apareció de pronto Spiderman refrescando al personal. «No. Soy Deadpool», contestó haciéndose el ofendido. Lejos de parecerse al personaje real, Deadpool o Sebastián aseguraba que no tiene mala lengua, ya que debe tratar con niños. Es el segundo año que Sebastián visita Expotaku y lo hace con su traje de verano, «no ultrafresco, pero aguanto más», dice. Para desespero de Deadpool, Spiderman también se encontraba allí, no muy lejos, acompañado de Chainsaw Man. Llegados de Barcelona procuran no perderse ningún evento de este tipo. Descansaban en un rincón cuando miembros de la organización les animaban a visitar la sala de conferencias para dar así paso a otros visitantes.

Entre cosplayers, artesanos e ilustradores, en la zona de juegos y videojuegos no cabía ni un alfiler, con actividades para todas las edades. Una de ellas es el Yu Gi Oh, «un juego de cartas coleccionables muy famoso. A los que no saben y quieren aprender, les enseñamos la mecánica y también les regalamos una baraja de principante», cuenta Josep, quien añade que en Tarragona se está formando una comunidad para jugar, en torno al establecimiento Super-Ocio.

$!Largas colas en el acceso a ExpOtaku en el Palau Firal. Foto: Glòria Aznar

En definitiva, ExpOtaku ha demostrado ser un salón muy esperado por sus seguidores, que tendrá que reflexionar si en las próximas ediciones necesita, todavía, más espacio.

Comentarios
Multimedia Diari