Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

FiM, el talento escondido

Crónica

| Actualizado a 08 mayo 2022 22:08
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

Los escolares de Vila-seca desafiaron al calor para destinar horas de formación a la cultura. Excelente noticia. La FiM, la Fira de Música Emergent i Familiar de Vila-seca, provoca eso, se trata de un escaparate alucinante para la educación. Los adolescentes abandonan, durante algunos minutos, el exceso de consumo digital y contemplan como encima de un escenario, jóvenes creativos intentan exponer sus obras. La FiM no sólo vive de su capacidad para ofrecer un formato de festival atractivo y consolidado, también muestra al público de a pie el talento escondido que existe por Catalunya. Un talento tierno y hambriento, en busca del derribo de fronteras y prejuicios. De quilates en cada uno de los registros que se exponen.

$!La mallorquina Maria Jaume durante el concierto. Foto: DT

Twin abanderó la electrónica pop para inaugurar el movimiento en el Escenari Petit del Castell, de nuevo centro neurálgico de operaciones. Su performance llamó la atención de los jóvenes, algunos más atrevidos decidieron que bailar no estaba prohibido, a pesar de que el mediodía apretaba. Alba Moreno, en cambio, demostró que una voz atractiva puede hipnotizar a cualquiera. Su actuación, repleta de elegancia, simbolizó el kilómetro cero del festival. Salouense y estudiante del Convervatori de Vila-seca, no defraudó con el tránsito que realizó desde el canto lírico hasta el flamenco o los rasgos urbanos.

Hay en Lali Begood un reclamo indiscutible para los niños y niñas, otra de las audiencias de seducción para la FiM. En ella también existe lugar para la infancia. De hecho, la estampa del Escenari Gran del Castell abarrotada de padres con hijos e hijas a hombros y de bote en bote resulta conmovedora. También el baile inocente de los pequeños y pequeñas. Aunque solo parezca ocio, no lo es, se trata en una forma sana de formación. La música como elemento educativo y universal.

La platea de los conciertos suele enseñar caras conocidas que observan con atención a los nuevos artistas emergentes. El reusense Joan Masdéu se acercó por el Castell, por ejemplo. Sofía Gabanna y Maria Jaume hicieron gala de su lugar privilegiado en el cartel para contentar al público. Las dos, desde puntos de vista distintos. El rap de la hispano argentina, con ritmos urbanos reconocibles, alteró las pulsaciones del personal. La calma y la cordura de Jaume deleitó a los finos paladares.

El festival expandió su oferta por todos los rincones de la ciudad para conservar ese elemento de identidad indispensable. Ni la pandemia ha logrado acabar con su seducción. Su regreso se celebra a voz en grito y con música. La música que viene, la del futuro inmediato. El talento hasta hoy escondido.

Comentarios
Multimedia Diari